Poesía modelada

cerámica

La artista Polimnia Sepúlveda explora las posibilidades de la cerámica como elemento artístico mural en su muestra "Sobre rondas y un poema: Tres murales de cerámica", inspirada en Gabriela Mistral para fomentar la valoración social del oficio de los ceramistas.




Hasta el 15 de agosto se podrá disfrutar del movimiento modelado por la ceramista Polimnia Sepúlveda, quien se ha inspirado en la obra de Gabriela Mistral para dar vida a la muestra "Sobre rondas y un poema: Tres murales de cerámica", exposición temporal que se presenta en el Museo Chileno de Arte Precolombino.

Polimnia tiene más de 50 años en el oficio. Comenzó estudiando en la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile, donde se especializó en cerámica, y luego fue profesora de dibujo en la misma facultad. Vivió diez años de exilio entre Alemania y México, para volver a fines de los 80 a Chile. Para ella siempre fue un sueño exponer en el Precolombino. "Cuando presenté el proyecto al Consejo Nacional de la Cultura, para conseguir financiamiento mediante un Fondart, tenía que presentar cartas de compromiso. Primero hice una muestra más acotada en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile con el objetivo de crear un vínculo entre arquitectos y artesanos, y luego busqué un lugar que tuviera una gran cantidad de público", explica la ceramista. Primero pensó ocupar el portal del museo para que todos tuvieran acceso a la obra, pero en la medida en que fue avanzando le preocupó que estuviera muy expuesto.

Reconoce que no conoce a cabalidad la obra de Gabriela Mistral, pero que sí la premio Nobel de Literatura la ha acompañado desde niña. "Mi relación con Gabriela Mistral viene porque es una época. Recuerdo a la mujer de canas y yo bailando en el Estadio Nacional el año 54 cuando era alumna de Liceo 1 y se armó un ballet que interpretó Sueño de una noche de verano. Debo haber tenido 13 años cuando bailé con esa imagen", cuenta.

Cuando leyó el poema "Todas íbamos a ser reinas" sintió el llamado profundo de que todas seríamos reinas de alguna manera. "Cuando me titulé le hice un homenaje a Efigenia, Rosalía y Soledad. A aquellas niñas que nunca reinas pudieron ser pero fueron siempre reinas", suma Polimnia. Los niños y las mujeres han sido una temática recurrente en su trabajo, "porque la cerámica es de curvas, y los niños son redonditos y la mujer también", explica.

Las técnicas utilizadas en los tres murales de esta exposición son una variedad donde hay desde gres de alta temperatura hasta la utilización de baja temperatura para que se vea el ladrillo. Para Polimnia la técnica verdaderamente cerámica es la que es modelada, o sea que se levanta igual que una vasija, creando una pared.

Para ella el objetivo de la muestra se concentra "en el situarse en el lugar preciso de la concepción misma del edificio para que se pueda enriquecer el muro y ornamentar. También me interesa hacer un llamado a los ceramistas para que en el ejercicio de su oficio incursionen en el mural", cuenta.

Dos de estos murales irán a un liceo y el tercero está siendo gestionado por la Municipalidad de Santiago para ver su destino. polimniasepulveda.cl

[gallery ids="36278,36279,36280,36277,36276" link="file"]

Museo Chileno de Arte Precolombino, Bandera 361, Santiago.

Martes a domingo de 10 a 18 horas. Precios: Chilenos y extranjeros residentes: $1.000; estudiantes chilenos y extranjeros residentes: $500; turistas extranjeros: $6.000; estudiantes extranjeros: $3.000. Entrada liberada: Niñas y niños hasta los 10 años, personas pertenecientes a uno de los nueve pueblos originarios reconocidos por el Estado, socios del Club Barrio Santiago, trabajadores de museos públicos y privados, primer domingo de cada mes (5 de agosto).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.