Viaje al patrimonio: Forja

Sábado 9 de junio de 2018, edición N° 787




Muchas veces he detenido mi mirada en las rejas de puertas y ventanas de edificios coloniales y épocas posteriores; sus curvas y formas son parte de nuestro imaginario colectivo y suelen llevarnos mentalmente al pasado.

Los investigadores Patricia Valenzuela y Sebastián Rodríguez (Sello Excelencia 2014) iniciaron el "Proyecto Forjadas, nuestro patrimonio es una joya" justamente para poner en valor este antiguo oficio. "Un valor importante para mí es la idea de abrir la temática de la orfebrería al rescate patrimonial. Rescatar algo que está y que se ha ido perdiendo y que la gente no ve", comenta Patricia Valenzuela, orfebre y antropóloga.

Inicialmente se trató de una línea de investigación y creación, pero con el tiempo pasó a ser parte de un proyecto más amplio. Esto, gracias a la adjudicación de un proyecto Fondart, línea Creación en Artesanía, para realizar una muestra a través del oficio de la orfebrería en cobre con el fin de rescatar el valor estético del trabajo de forja de la Zona Típica del Gran Yungay. Este fue el primer barrio republicano de Santiago en el que se llevó a cabo un importante y anónimo aporte creativo de los maestros en forja, oficio hoy casi en extinción.

"El interés radicaba principalmente en poner en la mirada de las personas todos los ornamentos o joyas de las casas que componían esta Zona Típica –en muy malas condiciones– para valorar aquellos oficios como portadores de saberes y la arquitectura como parte de nuestro pasado e historia. Estos oficios prácticamente no existen debido principalmente a la evolución de tendencias arquitectónicas", explica Patricia.

En la actualidad ambos investigadores se inspiran en el trabajo de forja presente en puertas y ventanas. El metal que usan en sus joyas es principalmente cobre debido a sus características identitarias con Chile. Además, los autores del proyecto intentan reproducir a pequeña escala las técnicas ocupadas en el oficio de la forja (golpe, remaches, eslabones para las uniones, uso de volutas, vegetales, entre otros).

Esta muestra fue expuesta durante noviembre del 2017 en el Museo de la Educación Gabriela Mistral, en pleno barrio Yungay. Y será nuevamente exhibida en el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica en agosto de este año. Lo interesante es que el proyecto además se está llevando a cabo en La Serena.

El objetivo es similar al del barrio Yungay, pero se basa en una nueva línea inspirada en los ornamentos de yesería y ebanistería de la Zona Típica de esa ciudad de la IV Región, la que será expuesta en el Museo González Videla en noviembre de este año.

"Todo este proceso ha sido y está siendo acompañado por fotografías actuales sobre los ornamentos de forja, yesería y ebanistería existentes en las zonas típicas, junto a una investigación permanente sobre los oficios y saberes hoy casi en extinción. Existe muy poca información, sabemos de los arquitectos, pero los maestros son generalmente anónimos", finaliza Patricia. mias.cl

[gallery link="file" ids="35195,35197,35196"]

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.