Coronavirus: La industria automotriz China empieza a levantar

Las fábricas recuperan poco a poco el funcionamiento normal y ya se encuentra abierto el 90% de los concesionarios.




Dentro del oscuro panorama que se vive por el Covid-19, aparece la primera luz para la industria automotriz. Según indica el sitio Automotive News Europa y tras pasar meses de aislamiento, el mercado automotor chino al parecer está en condiciones de reactivarse.

Esto luego de que comenzarán lentamente las fábricas de automóviles a reabrir sus puertas y, con ellos, los centros de producción y concesionarios que debían permanecer cerrados. Ahora, estos locales vuelven a la carga para comenzar a resurgir. De todas maneras, las ventas de ventas de enero y febrero (ventas es casi un eufemismo) son casi nulas y en este nuevo proceso de crecimiento muchos adelantan que el Gobierno deberá apoyar con incentivos.

Antes de que ocurra eso, el sitio especializado de industria precisó que la actividad en los concesionarios y las salas de exhibición está casi al 90%, aunque la presencia de clientes por ahora es escasa.

La publicación también hace mención a datos locales, entregados por la Asociación de Concesionarios de Automóviles de China (CADA por sus siglas en inglés), la cual indica que la asistencia de público respecto de años normales es un 53% más baja.

La CADA también hizo una encuesta a 8.393 concesionarios en China. El resultado indicó que las marcas locales y de bajo costo tienen una asistencia promedio del 35% respecto a los niveles tradicionales, mientras que los concesionarios de marcas de lata gama elevan el porcentaje al 57%. De todas maneras, las ventas en general no han mejorado y durante la primera quincena de marzo la caída alcanzó el 47%.

"Algunas ciudades están alentando a las personas a volver a la vida normal, sin embargo, es poco probable que la confianza de los consumidores en la compra de automóviles vuelva a la normalidad antes de finales de marzo", señalaron especialistas del sector en la publicación del medio europeo.

Pese a que las cifras aún no son alentadoras, lo cierto es que la apertura de los locales y el reinicio de los trabajado en las fábricas muestra una ventana. Eso sí, habrá que esperar unas semanas antes de que en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica lleguen a ese punto, puesto que hoy lo importante en estos lugares es contener el avance del virus y disminuir al mínimo las muertes. Luego será el turno de arreglar la industria.

Comenta