Jaguar I-Pace: llega a Chile el primer eléctrico de la marca británica

El SUV deportivo adopta el conocimiento ganado en la Fórmula E y se venderá en dos versiones, con precios desde US$ 129.900.




Hace más de seis meses se inició en Chile la preventa del Jaguar I-Pace, el primer vehículo 100% eléctrico de la firma británica. Ahora, tras una larga espera que se vio incrementada por el problema de los microchips, el SUV deportivo que debutó a nivel global en 2018 arribó a nuestro país con el objetivo de potenciar el proceso de electrificación del grupo Jaguar-Land Rover.

El I-Pace toma inspiración del conceptual CX75 que debutó en el Salón de París hace casi una década. De ese deportivo surge este SUV mediano, que destaca por su aerodinámica, su construcción ligera y la tecnología de punta que le permite combinar dinamismo con seguridad y la comodidad de un amplio habitáculo, cualidades que le han permitido ganar más de 80 premios, entre ellos , Auto del Año, Diseño del Año y Auto Verde del Año, en los World Car Awards 2019.

“Este lanzamiento marca un hito importante en la renovación de Jaguar, porque aun manteniendo el ADN que tanto caracteriza a la marca fue posible evolucionar acorde con los tiempos actuales”, señaló Rodrigo Espinoza, Gerente de Jaguar Land Rover en Chile, agregando que “con el I-Pace, Jaguar apostó a la innovación y logró mezclar lo mejor de sus más de 90 años de historia, aportando al desarrollo de la electromovilidad, con el fin de convertirnos en una compañía referente en el desarrollo de vehículos cero emisiones”.

Jaguar comercializará dos versiones del nuevo I-Pace en Chile. La unidad de entrada es la EV400 S y tendrá un valor de USD 129.000, mientras que para tener la versión EV 400 HSE se deberá cancelar USD 149.900.

El precio de venta, de ambas versiones, incluye dos cargadores compuestos por un wallbox de 7,5 kWh, además de un cargador de emergencia de 1,5 kWh.

Respecto de las expectativas de venta, en la marca señalaron que esperan colocar dos unidades en estos días de 2021, dejando para el próximo año unas diez unidades.

Gran autonomía y dinamismo

El Jaguar I-Pace se construye en las instalaciones de Magna Steyr en Graz, Austria. Una de las virtudes de este modelo es el aprovechamiento del espacio, gracias a la ausencia del motor y del tanque de gasolina.

Mide 4.682 mm de largo, 2.011 mm de ancho y 1.565 milímetros de alto, aunque lo mas llamativo es que tiene 2.900 mm de distancia entre ejes, lo que favorece el esapcio interior. Además, el maletero tiene una capacidad de 656 litros.

La construcción ligera es otro punto alto. Debido a la utilización de aluminio en más del 90% del chasis, es 500 kg más liviano que un modelo eléctrico de la competencia.

A nivel motriz, se mueve gracias a dos motores eléctricos, instalados uno en cada eje, lo que permite tracción integral.

Cada uno de estos motores permite una potencia de 147 kW (200 Hp) y un torque máximo de 348 Nm, lo que sumado alcanza los 294 kW (400 HP) con un torque combinado de impresionantes 696 Nm.

Tal nivel de potencia explica el dinamismo que siempre exige un Jaguar. En este caso, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, con una velocidad máxima de 200 km/h.

En cuanto a la autonomía y la recarga, es capaz de recorrer 480 kilómetros según el ciclo WLTP y para recargar demora 40 miutos para alcanzar el 80% en una estación de carga rápida (150 kWh), mientras en una toma domiciliaria con un wallbox que entrega instalado la marca (7,5 kWh), el tiempo de demora es de 12 horas.

Junto al tema energético, el Jaguar I-Pace también destaca por una serie de aspectos que van asociados al equipamiento.

Para empezar, dispone de suspensión neumática adaptable, que permite un recorrido total de 110 milímetros, permitiendo bajar 40 milímetros (en modo acceso) y subir hasta 70 milímetros. Con esta altura, la capacidad de vadeo llega a 500 mm. Además, para mejorar su coeficiente aerodinámico, al superar los 105 km/h el vehículo automáticamente rebaja su altura 10 milímetros.

Para adaptarse a los requerimientos del usuario, también cuenta con cuatro modos de manejo: Normal, Eco (reduce el consumo de energía y aumenta la autonomía) Dynamic (experiencia de conducción más deportiva) y el Adverse Surface (detecta diferentes superficies y ajusta automáticamente a calzadas húmedas, con hielo, nieve, gravilla profunda y arena).

En tecnología, incorpora el nuevo sistema Pivi Pro con una nueva pantalla interactiva HD de 12,3′' con gráficos mejorados y diseño configurable que puede mostrar mapas de navegación a pantalla completa con instrucciones paso a paso, relojes digitales, medios, lista de contactos o detalles de infoentretenimiento.

La pantalla de 10′' de la consola cuenta con conexión Android Auto y Apple Carplay, cargador inalámbrico, además del sistema de audio Meridian, Wifi activado con plan de datos con conexión 4G, una aplicación para interactuar en tiempo real con el I-Pace y conocer, por ejemplo, la autonomía.

En seguridad dispone de seis airbags, asistencia de salida en pendientes, dirección asistida electrónicamente (EPAS), diferencial abierto con torque vectorial por frenado, control dinámico de estabilidad (DSC), freno de mano electrónico (EPB), asistencia de salida con baja tracción, indicador de desgaste de pastillas de freno, entre otros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.