Kia Sonet: una agradable sorpresa para un segmento ultra competitivo

El SUV compacto de entrada a la marca coreana destaca por su más que correcto andar, aunque el tema precio lo deja por sobre sus rivales más directos.




Kia entró a una batalla de gran volumen con el Sonet. El SUV compacto proveniente de India llegó para que la firma coreana pudiera hacer frente a la arremetida que han experimentado modelos como el MG ZS y el Chevrolet Groove, los cuales en los últimos meses lucen un crecimiento muy relevante en el mercado nacional (ver nota de lanzamiento).

De esa misma torta quiere ser parte el Sonet. Y sustenta sus aspiraciones en los mismos conceptos que le han permitido a Kia ser uno de los actores relevantes del mercado, como el diseño, la comodidad interior, el correcto andar de sus modelos y la tecnología en conectividad que les ofrece a los ocupantes.

El diseño es claramente un pilar dentro para la compañía, un aspecto que establece una diferenciación frente a otras marcas. Y en un segmento donde todo es relativamente similar, este Sonet logra su propósito de ofrecer el ADN de Kia, con la clásica nariz de tigre en el frontal pegada a los grupos ópticos, además de nervaduras en el capot que le imprimen una imagen más juvenil, lo mismo que el pilar A de color negro, tal como el techo.

Por el costado vemos una línea de cintura ascendente, manillas cromadas y llantas de aleación de 16′', mientras en la zaga un portalón de gran tamaño con líneas más angulosas cierran un conjunto bien logrado. Nuevamente dedo para arriba en el diseño de un modelo Kia.

En el interior tenemos un habitáculo que enfatiza la modernidad, con una gran pantalla touch de 10,25′' en la parte superior del panel a modo de pantalla flotante.

Pero lo que más importa en este lugar es la comodidad que encontramos en el puesto de conductor y eso se consigue de manera sencilla, tenemos una muy buena visibilidad en todos los ángulos y aunque solo tiene ajuste del volante en altura (no en profundidad), éste imaginamos que no será un elemento que le haga descartar la opción de comprarlo a un posible interesado.

Para el resto de los ocupantes, el suficiente espacio entre ejes permite que viajen cómodos cuatro adultos, aunque un niño también podría sumarse como un quinto pasajero sin problemas, pese a que la banqueta central no tenga el mismo confort, lo que se suma a que el piso no es absolutamente plano por el túnel de la transmisión, lo que quita unos centímetros para las piernas en ese asiento central.

Ahora, lo que sí puede generar un poco de ruido es la calidad de los materiales. Claramente no es lo mejor que ofrece la marca en la familia de SUV (más aún considerando que tiene un precio superior a los $ 16 millones), lo que se refleja en los plásticos duros que están repartidos por el panel y las puertas y que no van de la mano con lo que algunas marcas rivales pueden ofrecer.

Pero si la materialidad no es para nota 10, donde sí logra con creces es en la conectividad. En nuestra versión de prueba (versión Full Plus), además de la pantalla de gran resolución, tenemos conectividad inalámbrica con los sistemas operativos de Apple CarPlay y Android Auto, lo que es un detalle que nos facilita la vida, especialmente a quienes olvidamos los cables de forma constante.

Más que correcto andar

La irrupción de los SUV en los últimos años, especialmente en los segmentos más compactos, ha permitido que exista una amplia oferta, aunque no son muchos los modelos que destaquen por su andar y generalmente cumplen con lo esencial, pero sin mayores sorpresas.

No fue el caso del Sonet. Y para quienes tienen el prejuicio por el origen por el simple hecho de que es de India, vale la pena acercarse a un concesionario cuando la pandemia nos dé un respiro. Sin temor, atrévase a darle una vuelta.

Tampoco es para generar una sobreexpectativa, le avisamos de inmediato que no encontrará un SUV deportivo ni nada parecido, aunque sí verá un vehículo que responde más que satisfactoriamente por su empuje, entrega de potencia y estabilidad.

El Kia Sonet se mueve por un motor de 1.5 litros que desarrolla 113 caballos de fuerza con un par de 144 Nm. En este caso, se encuentra asociado a una caja IVT (tipo CVT) que simula ocho relaciones, aunque en las versiones de entrada cuenta con opciones de transmisiones manuales de seis marchas.

Con este propulsor, encontramos una respuesta progresiva, pero muy constante. Si bien demora un poco en tomar prestancia, pasando las 2.500 rpm ya empieza a demostrar agilidad y destreza. Esto lo vemos más por el tipo de caja, aunque también tenemos la alternativa de ir acelerando los pasos de marcha de manera personal, lo que evidentemente deriva en mejor respuesta.

Otro aspecto interesante es que en este Sonet encontramos tres modos de manejo, algo que está siendo cada vez más utilizado por las marcas. Al modo Normal se le suma la opción Eco, que reduce la distancia en el paso de marchas y favorece la eficiencia de gasolina, dejando en la otra vereda la opción Sport, donde se estiran los cambios y se apuesta más a la entrega de potencia en regímenes más altos. Y esto se nota con claridad en el SUV compacto, ganando en agilidad, especialmente en zonas urbanas y en movimientos más repentinos, como adelantamientos o súbitos enganches.

Donde también nos entrega opciones es en la selección de terreno. Se trata de un control de tracción que modifica el torque y el sistema de frenado para poder salir desde superficies con menor adherencia, permitiendo optar entre los modos Nieve, Barro o Arena. Eso sí, no es un control de tracción que envía la potencia a los dos ejes, este es un SUV 4x2 enfocado a u uso en ciudad y este dispositivo es más una ayuda para ciertos momentos.

Volviendo al andar, la dirección nos apoya en el buen andar que encontramos. Y es otro punto a favor, puesto que en un segmento donde priman las direcciones muy asistidas, acá encontramos un manejo más directo, con más tacto del que ofrecen otros modelos. Ojo, no creer que se tiene una dirección deportiva tampoco, pero está calibrada de tal manera que nos permite sentir lo que pasa en el pavimento.

Sobre el confort de marcha, otro aspecto clave para este tipo de modelos, apreciamos mínimos balanceos de carrocería entre curvas y una suspensión que, si bien no es rígida, nos mantiene estables, seguros y aplomados, nos da confianza cuando estamos avanzando en curvas y favorece los viajes tranquilos, aunque al momento de pasar por caminos más complejos traspasa con cierta dureza esas imperfecciones al habitáculo. También para revisar un poco el trabajo de aislación.

En conclusión, con el Kia Sonet encontramos un modelo que podía pasar como uno más dentro de la amplia oferta, pero que, a pesar del costo más elevado que los actores más relevantes del segmento, es capaz de ofrecer un más que correcto andar, funcionalidad y tecnología de conectividad a la altura de las exigencias actuales, además de un muy nivel de equipamiento en seguridad en esta versión Full (seis airbags, ABS, EBD, ESP), aunque nos gustaría que todos esos elementos que salvan vidas estuviesen también en las versiones de entrada, apostando a que ese nivel de seguridad no sea un elemento por el cual escoger.

Ficha TécnicaKia Sonet EX 1.5L IVT Full Plus
Motor:1.5 litros
Potencia:113 Hp
Torque:144 Nm
Caja:IVT (tipo CVT)
Largo x ancho x alto:4.120 mm x 1.790 mm x 1.615 mm
Distancia entre ejes:2.500 mm
Maletero:400 litros
Pantalla10,25″
Airbags:6
Precio:$ 16.690.000 (se puede acceder a bono de $ 1 millón)

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.