La españolización sigue: el Tarraco se convierte en el tercer SUV de Seat en el país

El SUV de siete plazas, que lleva el nombre de la antigua ciudad romana en la costa hispana, ya está a la venta en Chile en una única versión. ¿Su precio? $ 26.490.000.




Tal como Seat lo había anunciado una vez que redesembarcó en Chile hace un año y medio, el SUV Tarraco, la alternativa familiar de siete plazas (hermano del Skoda Kodiaq y el VW Tiguan AllSpace), también estaba contemplado para debutar en el mercado local en una segunda fase. Y aunque el plan tardó algo más de lo presupuestado, el Seat Tarraco ya está disponible en el país. Llega en una única versión, con un altísimo estándar en seguridad y por un precio de $ 26.490.000.

Asentado sobre la plataforma MQB-A2 del Grupo Volkswagen, la misma de los citados Kodiaq y el mayor de los Tiguan, el Seat Tarraco cobra una identidad propia. Fue diseñado por el ingeniero español Alejandro Mesonero-Romanos y su denominación ‘Tarraco’ es un guiño a la antigua ciudad fundada en tiempos del Imperio Romano en la costa catalana (hoy se llama Tarragona, y te contamos de ella en la revista MT MAG.).

Seat Tarraco, por encima de sus hermanos

El Tarraco es el más grande de la familia Seat, por encima del Arona y del Ateca (ver test drive), y mide 4.735 mm de largo (con batalla de 2.790 mm), 1.839 mm de ancho y 1.674 mm de alto. Cuenta con capacidad para siete ocupantes y puede albergar 230 litros en el maletero cuando está a plena capacidad. Mecánicamente, la única opción disponible en el país -denominada Xcellence- está gobernada por el conocido motor TSI 1.4 litros de 150 caballos y 250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm. Asociado a una caja automática doble embrague de seis marchas con levas al volante, el Seat Tarraco declara un consumo mixto de 13,3 km/l (10,4 km/l en ciudad y 15,9 km/l en carretera o autopista).

Entre los elementos por los que destaca el Seat Tarraco disponible en Chile, se hallan llantas de 19 pulgadas con neumáticos de 235 mm de ancho, barras de techo cromadas, espejos exteriores de ajuste y abatimiento eléctrico, con calefacción y memoria, luces diurnas, principales y traseras del tipo LED, neblineros, control crucero, techo panorámico, vidrios traseros tinteados, reposabrazos central delantero, asientos delanteros y traseros calefaccionados (no los de la última fila), maletero de manos libres, climatizador trizona, keyless y botón de encendido, pantalla central de 8″ con Apple CarPlay y Android Auto, panel de instrumentos digital, sistema de audio de ocho parlantes, función follow me home, retrovisor interior antideslumbre y volante y palanca de cambios forrados en cuero.

En seguridad el equipamiento también es muy sólido. El modelo fue evaluado por Latin NCAP el año pasado y consiguió las cinco estrellas en seguridad (ver nota). Integra frenos ABS con discos en las cuatro ruedas, controles de tracción y estabilidad, siete airbags, bloqueo electrónico de diferencial, sensores de estacionamiento delantero y trasero, asistente de estacionamiento, asistente de punto ciego, detector de fatiga del conductor, sensor de lluvia y cámara de retroceso.

A diferencia de la mayoría de sus hermanos que se ensamblan en Martorell, Barcelona, el Seat Tarraco se fabrica en la planta Volkswagen de Wolfsburgo. La única versión Seat Tarraco Xcellence tiene un precio de lista de $ 26.490.000, aunque a ello pueden descontarse $ 500 mil por concepto de bono directo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.