Mitos y verdades de los autos eléctricos en días de lluvia y frío

Se acerca una nueva jornada de precipitaciones, días en los que surgen muchas dudas sobre los vehículos recargables.




Se acerca un nuevo frente de lluvia a la zona central y muchas personas siguen dudando sobre las capacidades y la seguridad de los autos eléctricos en días donde las precipitaciones se dejan caer con fuerza.

Es que, cuando se habla de agua y electricidad juntos, no es extraño que aparezca preocupación por los peligros. Por lo tanto, es natural preocuparse por si la lluvia afectará negativamente la carga del auto eléctrico. El miedo a electrocución, o daños a su vehículo eléctrico o al propio cargador, son ejemplos que vienen directamente a la mente y consultas como ¿Puedo cargar mi auto cuando llueve? ¿se puede dañar la batería del auto por la lluvia? son las más tradicionales.

Las interrogantes son parte del proceso de desmitificación que experimenta la electromovilidad en todo el mund y tal como indica Felipe Espinoza, jefe de desarrollo de Astara Chile, “es parte de nuestro propósito ayudar a las personas en su transición hacia la electromovilidad y desmitificar los autos eléctricos e híbridos enchufables con información precisa. Esta tecnología es muy segura y funciona en óptimas condiciones a pesar de ser expuestos a climas extremos, tanto frío como calor”

Algunos de los mitos más comunes de los autos eléctricos bajo lluvia y en días donde el frío ataca con fuerza son los siguientes:

Si está lloviendo, ¿puedo cargar mi auto?

El especialista de Astara indica que “sí, es seguro cargar un vehículo eléctrico mientras llueve. Los sistemas de carga de vehículos eléctricos están diseñados para ser resistentes a las condiciones climáticas adversas, incluyendo la lluvia. Tanto los cargadores como los puertos de carga de los vehículos están construidos con medidas de protección contra el agua y otros elementos externos, cumpliendo con estrictos estándares de seguridad.

No obstante, es importante seguir siempre las instrucciones del fabricante y asegurarse de que los equipos de carga estén en buen estado para garantizar una carga segura en cualquier condición climática.

Los cargadores para vehículos eléctricos tampoco deberían sufrir percances, ya que se fabrican para resistir casi todas las condiciones climáticas, lo que hace que sean completamente impermeables y para que tomen en cuenta la seguridad y la longevidad.

¿Se puede dañar la batería de un auto eléctrico por la lluvia?

Felipe Espinoza es enfático al precisar que “no, la batería de un auto eléctrico no se dañará por la lluvia. Los vehículos eléctricos están diseñados con sistemas de protección y aislamiento para asegurar que las baterías y otros componentes eléctricos sean resistentes al agua y a las condiciones climáticas severas. Estas medidas de protección cumplen con altos estándares de seguridad para evitar cualquier riesgo de daño por exposición al agua.

Respecto de los días de frío ¿es verdad que la batería se descarga más rápido por las bajas temperaturas?

En este tema hay puntos de vista algo diferentes. Para el especialista de Astara, “los autos eléctricos cuentan con la tecnología de punta para proteger las baterías y funcionar con la misma eficiencia independiente de la temperatura externa”.

Esa visión no es compartida por todos y en MT La Tercera consultamos hace un tiempo sobre este tema a Juan Barichevich, director de Mecánica y Electromovilidad INACAP, quien nos indicó que “el frío afecta directamente la autonomía de los vehículos eléctricos. Si bien vienen preparados para soportar temperaturas extremas, las baterías tienen un rango de trabajo que se podría considerar como óptimo entre los 15° a 35° de temperatura. Asimismo, hay que considerar que en invierno, además de tener la calefacción encendida, si llueve, también tendremos en funcionamiento los limpiaparabrisas y la función de anti-empañamiento de la luneta trasera, todos estos sistemas consumen energía, lo que va directamente relacionado con la autonomía”.

¿El uso de calefacción permanente en días el invierno disminuye la autonomía de los EV?

Sobre este punto, diversos estudios indican hay una merma, y que la pérdida de rango se debe a que las reacciones químicas y físicas en la batería ocurren más lentamente en temperaturas frías y actúan como una resistencia que ralentiza los procesos físicos.

A eso se suma el hecho de que, al ocupar la calefacción en días de frío, es necesario poner el aire acondicionado a una temperatura elevada, por lo que se reduce la cantidad de batería que queda para conducir.

En un estudio de autonomía de la startup Recurrent se monitoreó a cerca de 10.000 unidades de autos eléctricos, detectando una disminución de autonomía de hasta 32%. Ahora, hay que reconocer que ha existido grandes avances en los últimos meses y que las marcas han desarrollado nuevas bombas de calor que ayudarán a que la merma sea mucho más baja-

Para comprobar cuánto puede disminuir la autonomía, es cosa de ver en el indicador los kilómetros que ofrece en el tablero el vehículo en un comienzo y luego revisar cuánto ha bajado al avanzar y tras dejar el habitáculo en 20°-22°.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.