Otro caído más: el Ford Fiesta tendría los días contados

Según medios británicos, el exitoso modelo norteamericano diría adiós a mediados de 2023.




Tras el anuncio de que el Focus dejará de producirse, ahora un nuevo Ford saldría de las líneas de producción. Hablamos del Fiesta toda una celebridad en la marca del óvalo azul, el cual se despediría en 2023, tras 46 años en el mercado y ocho generaciones a cuestas.

Si bien aun no hay un anuncio oficial por parte de Ford, según el medio británico Auto Express que cita fuentes cercanas a la compañía, el compacto tendría los días contados, lo que de cierta forma no extraña del todo, considerando que ya salió del line-up la carrocería de tres puertas.

A ello se suma el hecho de que el Fiesta ya no es el superventas que solía ser, pues hoy las ventas se las lleva el Puma. Según datos de Jato Dynamics, este último se situó en el puesto número 12 de las ventas europeas durante agosto, con 9.891 ejemplares vendidos. En tanto, que el Fiesta no figuró ni siquiera entre los 50 primeros, con solo 2.735 unidades.

Por otro lado, el otrora célebre Fiesta se fabrica en la planta de Colonia (Alemania), donde la marca estadounidense tiene previsto construir vehículos eléctricos basados en la arquitectura MEB del Grupo Volkswagen. Entre ellos, el Ford Puma E que ya está confirmado para 2024.

Pese a las difíciles circunstancias, el Ford Fiesta se despedirá con más de 16 millones de unidades vendidas, un auténtico récord que su sucesor en el cargo se tendrá que ocupar de batir.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.