PSA reanuda la producción en Wuhan, epicentro del brote de coronavirus

El grupo con sede en París, reinicia la actividad de sus plantas en China después de superar la etapa más crítica del coronavirus.


La alianza entre el grupo francés y el fabricante chino Dongfeng Motor Group reabrió sus fábricas en las ciudades de Chengdu y Wuhan, esta última epicentro de catástrofe sanitaria que ha tenido al país asiático paralizado los últimos dos meses.

Según medios internacionales, justo en el momento que se restablecía el funcionamiento de la planta de Wuhan, el Presidente de PSA, Carlos Tavares se dirigió a todos los trabajadores, invitándolos a “preparar el regreso a la actividad asegurando las entregas de stock a los clientes”.

Después de un buen comienzo de año, el ejecutivo reconoce que la pandemia ha supuesto un colapso en sus resultados, pero se mostró esperanzado con respecto a las medidas que van a disponer para salir de este mal momento.

“Desde el 16 de marzo hemos visto cómo los mercados automovilísticos caían un 90% en Europa, justo cuando estábamos lanzados en un primer trimestre realmente muy potente. El choque ha sido, por lo tanto, extremadamente violento y brutal para todos nosotros”, señaló. Agregó que el daño que ha generado la pandemia reafirma su determinación de aplicar todas las medidas necesarias para proteger a su compañía.

Optimismo más bien moderado

Cabe destacar, que el mandamás de la firma francesa, señaló que “la vuelta a la actividad se realizará de manera altamente segura y progresiva con el fin de que todo nuestro personal esté tranquilo y protegido”.

En la compañía no se precipitan a la hora de retomar sus actividades y, en ese sentido instaron a sus empleados al “buen hacer y a la inteligencia colectiva para resolver los problemas operativos a los que nos enfrentamos. Es esencial proteger a los demás y protegerse a sí mismo, respetando estrictamente las medidas sanitarias (protocolo reforzado de acciones-barrera y confinamiento), asegurando la actividad que permita a la compañía afrontar esta crisis (sanitaria y económica)”

Esta reactivación de PSA se suma a la puesta en marcha de Polestar en la ciudad de Luqiao, anunciada esta misma semana. Esta última ciudad se ubica en la costa, a unos 400 km de Shanghái y a 800 km de Wuhan.

Comenta