América Latina debate sobre el regreso a clases y Paraguay lo posterga para diciembre

Estudiantes llegan a la escuela pública Rigoberto López Pérez en medio de la pandemia, ayer en Nicaragua. Foto: AP

Mientras el gobierno peruano evalúa una medida similar, las autoridades mexicanas planean tener clases presenciales a fines de mayo y Argentina estima reanudarlas en agosto.




La ONU estimó a fines de marzo que más de 850 millones de niños y jóvenes en el mundo estaban sin clases a causa de la pandemia. Más de un centenar de países han cerrado sus centros educativos para combatir el Covid-19, y ahora están evaluando la mejor manera de reabrirlos.

Sin embargo, en una medida inédita, el gobierno de Paraguay anunció ayer que las clases presenciales en todo el país estarán suspendidas hasta diciembre. La decisión afectará a cerca de 1,4 millones de estudiantes del sector público y privado que habían empezado el año escolar a mediados de febrero.

“La comunidad educativa mueve una gran cantidad de gente y puede ser un sector vulnerable para la propagación del virus. Sabemos que es una decisión sin precedentes”, dijo el Presidente Mario Abdo Benítez en una rueda de prensa.

Asociaciones de profesores, estudiantes y padres paraguayos han mostrado preocupación por los sistemas de enseñanza a distancia utilizados en las últimas semanas, ya que muchos estudiantes no tienen acceso a la tecnología y los profesores no han sido capacitados para eso. Por eso, el ministro de Educación, Eduardo Petta, adelantó que el sistema será modificado en las próximas semanas. “Vamos a planificar un año distinto, pero no un año perdido”, dijo Petta.

Aunque en la mayoría de los países de la región se han suspendido las clases presenciales, no hay consenso sobre el regreso.

En Brasil, algunos estados optaron por transmitir clases para los estudiantes a través de canales públicos de televisión, mientras que en otros, los alumnos que no tienen acceso a internet pueden ir una vez a la semana a la escuela a buscar material para estudiar en sus casas.

La ministra de Gobierno ecuatoriana, María Paula Romo, adelantó que el país pasará a una fase de distanciamiento menos restrictiva a partir del 4 de mayo, tras ver un aplanamiento en la curva de contagios. Sin embargo, por ahora no se prevé la apertura de los colegios.

En México, en tanto, se planea la vuelta a clases para fines de mayo en aquellos municipios que no tengan casos de coronavirus.

Al igual que Argentina y Colombia, el gobierno mexicano adoptó estrategias que combinan portales educativos y televisión. Los alumnos mexicanos reciben clases para todos los niveles basados en el currículum obligatorio, además de contar con acceso a libros digitales.

En Argentina, el gobierno armó un equipo de especialistas que definirá la mejor fecha para la vuelta a clases, que por ahora se estima para agosto, después de las vacaciones de invierno.

En Perú -al igual que Brasil, Ecuador y Paraguay, entre otros países- se apostó por repositorios de contenidos digitales, donde alumnos y docentes tienen acceso gratuito a los contenidos obligatorios para cada nivel educativo a través de internet.

El ministro de Educación peruano, Martín Benavides, informó a fines de marzo que las clases presenciales se reanudarían el 4 de mayo. Sin embargo, el Presidente Martín Vizcarra dio a entender que el aprendizaje a distancia se mantendría hasta diciembre.

“Hay actividades que no las estamos planificando para este año, como el servicio educativo”, dijo el mandatario peruano, agregando que “el ministro ha hecho una propuesta de Educación de carácter remoto. Para esto, estamos haciendo otro tipo de inversiones para garantizar el cierre de brechas y llegar a los estudiantes más alejados”.

Venezuela, en tanto, solo difunde por ahora contenidos a través de radio y televisión. Nicaragua es la excepción en la región. Aunque el gobierno optó por no cerrar los establecimientos educacionales a pesar de la pandemia, son muy pocos los alumnos que asisten a las clases presenciales.

Comenta