Argentina reclama a Rusia por atrasos en entregas de la vacuna Sputnik V

Foto: Reuters

La misiva, dirigida al Fondo Ruso de Inversión el 7 de julio, fue revelada este jueves por el diario argentino La Nación y confirmada luego por la asesora presidencial Cecilia Nicolini en declaraciones a la prensa.




Argentina reclamó a Rusia por las demoras en la entrega de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 en una carta en la que advierte con romper el contrato de provisión, confirmó este jueves la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

La misiva, dirigida al Fondo Ruso de Inversión el 7 de julio, fue revelada este jueves por el diario argentino La Nación y confirmada luego por Nicolini en declaraciones a la prensa.

“Urgentemente necesitamos algo de componente 2. A estas alturas todo el contrato está en riesgo de ser públicamente cancelado”, dice la carta.

El esquema de la vacuna Sputnik V, del laboratorio Gamaleya, comprende dos dosis que son diferentes y no intercambiables, a diferencia de la mayor parte de los demás inmunizantes contra el Covid-19.

“Nosotros entendemos el faltante y las dificultades de producción de algunos meses atrás”, sigue la misiva. “Pero ahora, siete meses después, todavía estamos muy atrás, mientras estamos empezando a recibir dosis de otros proveedores en forma regular, con cronogramas que se cumplen”.

Argentina acordó con Rusia la provisión de unas 30 millones de dosis de Sputnik V, de las cuales ha recibido cerca de 11,86 millones, según consignó la funcionaria, que viajó junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, varias veces a Rusia para la supervisión del contrato.

Hasta ahora, han llegado 9,37 millones del componente uno, pero apenas 2,49 millones del componente dos de Sputnik V.

En las últimas semanas, el gobierno ha acelerado la campaña de vacunación para completar los esquemas de dos dosis, ante el temor a las consecuencias del ingreso de la cepa Delta de Covid-19, de la que aún no se registra circulación comunitaria.

Al principio de la campaña de vacunación, Argentina priorizó la inmunización de la mayor cantidad posible de personas con una dosis, y decidió suministrar las segundas dosis en un plazo de tres meses, en un esquema similar al aplicado por Gran Bretaña.

Sin embargo, personas que recibieron la Sputnik V todavía esperan la segunda dosis al cabo de más de tres meses.

Argentina fue el primer país de la región en aprobar y aplicar la Sputnik V en diciembre de 2020. Además, recientemente hizo un acuerdo para fraccionar y envasar esa vacuna en un laboratorio privado argentino.

El Presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner fueron de los primeros en recibir la Sputnik V y lo mostraron ante las cámaras para transmitir confianza a la población.

“Todos tuvieron retrasos”

Además de la Sputnik V, en Argentina se aplican las vacunas de AstraZeneca y de Sinopharm. Hace pocos días, se recibió una donación de parte de Estados Unidos de la vacuna Moderna, que probablemente se reservará para uso pediátrico.

Unas 17,07 millones de personas han recibido una primera dosis de las diferentes vacunas y 5,79 ambas aplicaciones, sobre una población de 45 millones.

En una entrevista este jueves, Nicolini destacó que “Argentina está entre los 20 primeros países en el mundo en recibir vacunas”.

“Todos los laboratorios tuvieron retrasos”, matizó en diálogo con Radio con vos, al aclarar que la carta “no es una amenaza para nada”.

“Rusia responde dentro de las capacidades que tiene”, justificó, pero “también nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar a Argentina y lo seguiremos haciendo”, remarcó.

Argentina suma casi 103 mil fallecidos por el virus y 4,79 millones de casos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.