Corea del Norte sostiene que sus ensayos son un proyecto defensivo para "contener la amenaza nuclear" de Estados Unidos

Imagen Donald TrumpKim Jong (22591126)

Kim Jong Un durante la cumbre con Trump en Singapur, el 12 de junio.

Hasta el momento se desconoce la naturaleza de los últimos dos ensayos. Algunos expertos especulan que podrían haber estar probando un motor de cohete o un propulsor para el lanzamiento de satélites.


El jefe del Estado Mayor del Ejército de Corea del Norte, el general Pak Jong Chon, ha informado de que los dos recientes ensayos efectuados en la Estación de Lanzamiento de Cohetes de Sohae, el último de ellos este sábado, están relacionados con un sistema defensivo destinado a "contener la amenaza nuclear" de Estados Unidos.

"Los valiosos datos y la experiencia que hemos recabado en esta investigación defensiva se aplicarán al desarrollo de otro arma estratégica para contener y reprimir, con firmeza y fiabilidad las amenazas nucleares estadounidenses", ha declarado en comentarios recogidos por la agencia oficial de noticias norcoreana, KCNA.

Las pruebas, añade el general, están destinadas a consolidar un "equilibrio de poder" que garantice "la verdadera paz", así como "el progreso y el futuro de Corea del Norte".

A través de esta competencia Estados Unidos y otras fuerzas hostiles deberían de abstenerse a la hora de realizar alguna acción provocadora antes de final de año", ha añadido el general antes de reiterar que las Fuerzas Armadas del país "están listas para ejecutar cualquier decisión" que el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, adopte al respecto.

La prueba ha tenido lugar en Sohae, cuyo desmantelamiento acordaron el 12 de junio de 2018 el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. De hecho, imágenes captadas posteriormente por el 'think tank' estadounidense 38 North mostraron que las autoridades norcoreanas habrían empezado a desmantelar parte de estas instalaciones.

El ensayo de este sábado tiene lugar después de otro llevado a cabo la semana pasada en el mismo lugar con la intención de, según informaron las autoridades norcoreanas poco después, "fortalecer la posición estratégica del país".

En ese momento, expertos en misiles consultados por la agencia de noticias Reuters apuntaron a que se trataría de un ensayo "en estático" de un motor de cohete - combustible sólido o líquido -.

De haberse tratado del lanzamiento de un misil, sus vecinos Corea del Sur o Japón lo habrían detectado con rapidez.

Este propulsor podría ser empleado en la primera fase del lanzamiento de un misil intercontinental, según algunos observadores consultados por la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Otros expertos consideraron que podría tratarse de un propulsor líquido para el lanzamiento de satélites.

Comenta