Ex primer ministro escocés inculpado por dos casos de intento de violación y nueve por agresión sexual

Alex Salmond

EFE

Los hechos que se le imputan al ex responsable nacionalista, que dirigió Escocia hasta un referéndum de independencia en que ganó el 'No', se remontan al 2013 cuando era jefe de Gobierno.




El ex primer ministro escocés Alex Salmond, fue inculpado este jueves con dos cargos de intento de violación y nueve de agresión sexual, informó la fiscalía en un comunicado.

Salmond proclamó su inocencia tras comparecer ante un tribunal de Edimburgo este jueves de tarde. "Soy inocente de cualquier crimen, sea el que sea",  declaró ante la prensa.

Más temprano en la jornada, una portavoz de la policía escocesa dijo a la  AFP que "un hombre de 64 años fue detenido e imputado".

Salmond dirigió hasta 2014 al Partido Nacionalista Escocés (SNP), que  gobierna en la región. Los hechos que se le imputan al ex responsable  nacionalista, que dirigió Escocia hasta un referéndum de independencia en que ganó el 'No', se remontan a 2013, cuando era jefe de gobierno (2007-2014).

Según los medios escoceses, dos mujeres que eran miembros de su equipo  denunciaron hechos de acoso sexual que habrían tenido lugar en la residencia  oficial de los primeros ministros escoceses.

Salmond ha negado siempre con firmeza estas acusaciones. En agosto, anunció  que dejaba el SNP para no perjudicar a su formación.

Nicola Sturgeon, que lo sucedió como jefa del gobierno escocés y del SNP,  expresó entonces su "enorme tristeza" al ver irse a quien fuera su "amigo y  mentor durante tres décadas", pero subrayó que las denuncias en su contra  debían ser examinadas y no podían "ocultarse bajo la alfombra".

Partido dividido

"La causa de la independencia, a la que él y yo hemos dedicado toda nuestra  vida, va más allá del caso de un solo individuo. Y el trabajo que tenemos que  hacer para lograr la independencia es más importante hoy que nunca", dijo  Sturgeon.

Salmond afirmó que abandonaba el SNP, del que fue miembro durante 45 años  -20 de ellos como dirigente- para evitar disensiones en su seno y para evitar  que fuera blanco de ataques de otros partidos políticos.

Pero su salida no impidió que se produjera un cisma dentro del SNP entre  los que apoyan al Salmond y quienes defienden a Sturgeon.

Tras llevar a cabo una investigación interna, fue el actual gobierno  escocés quien informó a la policía de las acusaciones de acoso sexual.

Salmond, que se oponía a estos procedimientos ante la justicia, logró a  principios de enero que la decisión del gobierno fuera declarada "injusta desde  el punto de vista del procedimiento" y "aparentemente tendenciosa".

El líder independentista acogió con satisfacción esta "victoria franca y  masiva" y dio por ella las gracias a sus abogados, a sus familiares y a "las  más de 4.000 personas que ayudaron a recaudar fondos para (financiar) este  procedimiento legal".

Pugna por la independencia

Esta campaña de recaudación de fondos para ayudarlo a pagar sus honorarios  legales provocó reacciones de indignación.

El portavoz de los nacionalistas escoceses se había burlado de "el más  famoso de0 los ex primeros ministros escoceses", que "pide dinero a los  partidarios del SNP para demandar al gobierno que él dirigía".

Exfuncionario y economista del Banco de Escocia, el destino del Salmond  cambió cuando tomó las riendas del Partido Nacional Escocés en 1990, una  formación muy heterogénea que ayudó a reorientar.

Después de abandonar la formación en 2000, volvió a dirigirla y fue elegido  primer ministro de Escocia en 2007.

En 2011, bajo su liderazgo, el SNP obtuvo la mayoría absoluta en el  Parlamento escocés de Holyrood, lo que dio al partido la esperanza de que la  independencia de Escocia estaba al alcance de la mano.

El 'No' ganó finalmente el referéndum sobre la independencia de Escocia, lo  que llevó unas semanas más tarde, en noviembre de 2014, a la dimisión de Alex  Salmond.

Comenta