Misiles rusos caen sobre Ucrania mientras Occidente promete a Kiev un apoyo duradero

Un hombre visto a través del vidrio de un automóvil dañado después de un ataque ruso en el área residencial de Mikolaiv, Ucrania, el martes 29 de marzo de 2022. Foto: Petros Giannakouris / AP.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo a los líderes de la OTAN que su país necesitaba más armas y dinero para defenderse de Rusia, advirtiendo que las ambiciones de Moscú no se detenían en su país.




Las fuerzas rusas atacaron este miércoles objetivos en la región de Mikoláiv, en el sur de Ucrania, e intensificaron los ataques en los frentes de todo el país, mientras los miembros de la OTAN se reunían en Madrid para planificar una respuesta al reto de Moscú.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, dijo a los líderes de la OTAN que su país necesitaba más armas y dinero para defenderse de Rusia, advirtiendo que las ambiciones de Moscú no se detenían en Ucrania.

En la cumbre, el presidente Joe Biden anunció más despliegues terrestres, aéreos y marítimos de Estados Unidos en toda Europa, incluido un cuartel general permanente del ejército en Polonia, en respuesta a las amenazas de Rusia.

Misiles rusos en el sur

El alcalde de la ciudad de Mikoláiv dijo que un ataque con misiles rusos mató al menos a tres personas en un edificio residencial de la ciudad, mientras que Moscú dijo que sus fuerzas habían atacado lo que llamó una base de entrenamiento para mercenarios extranjeros en la región.

En el este, el gobernador de la provincia de Lugansk dijo que había “combates por todas partes” en la batalla en torno a la ciudad de Lisichansk, situada en la cima de una colina, que las tropas rusas estaban tratando de rodear.

El gobernador de Krivói Rog, en el centro de Ucrania, dijo que los bombardeos rusos también habían aumentado allí en los últimos días. “Varios pueblos han sido borrados de la faz de la tierra”, dijo Oleksander Vilkul.

El aumento de los ataques -después de que el lunes un bombardeo con misiles contra un centro comercial causó la muerte de al menos 18 personas en el centro de Ucrania- ocurre cuando las fuerzas del presidente ruso Vladimir Putin avanzan lenta pero inexorablemente en una guerra que ya ha cumplido cinco meses.

No obstante, analistas occidentales afirman que los rusos están sufriendo muchas bajas y agotando sus recursos, mientras que la perspectiva de que lleguen a Ucrania más armas occidentales, incluidos sistemas de misiles de largo alcance, hace más urgente la necesidad de Moscú de consolidar cualquier avance.

Respuesta de la OTAN

Lejos de los combates, los líderes de los países de la OTAN se reunían en Madrid, la capital española, para discutir la política de respuesta a las acciones de Rusia.

Zelensky, en una conexión de video desde la capital, Kiev, exigió más armas a Occidente y dijo que Ucrania necesitaba 5.000 millones de dólares al mes para su defensa y protección.

Rusia pondrá sus ojos en otros países, advirtió, diciendo que Moscú quería “esclavizar” a Lituania, miembro de la OTAN.

“Esta no es una guerra que esté librando Rusia sólo contra Ucrania. Es una guerra por el derecho a dictar las condiciones en Europa, por cómo será el futuro orden mundial”, dijo.

El nuevo cuartel general del Ejército estadounidense en Polonia, anunciado por Biden en la cumbre, con un batallón de acompañamiento, sería el primer despliegue permanente de Estados Unidos en el flanco oriental de la OTAN.

Los planes de Biden incluyen también el envío de buques de guerra adicionales a España, escuadrones de aviones de combate a Gran Bretaña, tropas terrestres a Rumania, unidades de defensa aérea a Alemania e Italia, y una serie de activos al Báltico.

La alianza atlántica “defenderá cada centímetro” de su territorio: “Lo decimos en serio cuando decimos que un ataque contra uno es un ataque contra todos”, dijo a periodistas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.