Netanyahu responde a denuncia por fraude en contra de su esposa: "Se ha batido el récord de lo absurdo"

sara y benjamin netanyahu

Sara Netanyahu es inculpada por presunto "fraude" y "abuso de confianza" al haber reclamado indebidamente cerca de 100.000 dólares en alimentos.




El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó el viernes de "absurda" la inculpación de su esposa, acusada de haber reclamado indebidamente cerca de 100.000 dólares en comidas a  expensas del erario público.

El ministerio de Justicia anunció el jueves la inculpación de Sara Netanyahu por presunto "fraude" y "abuso de confianza".

"Esta semana, se ha batido el récord de lo absurdo. Por primera vez en la historia se ha presentado un acto de acusación contra la esposa de un dirigente por unas comidas, algunas de las cuales fueron servidas a huéspedes oficiales e incluso a jefes de Estado", afirmó el primer ministro en un video publicado en  su cuenta de Facebook.

"La cosa más absurda de este acta de acusación es que se basa en un reglamento administrativo ilegal, ya que no obtuvo el aval de la comisión de Finanzas de la Knesset (Parlamento)", agregó.

La inculpación de Sara Netanyahu, de 59 años, no parece que vaya a tener un efecto político inmediato sobre su marido. Pero se suma a los múltiples casos de supuesta corrupción en los que si está implicado el primer ministro.

Sara Netanyahu es sospechosa de haber encargado entre septiembre de 2010 y marzo de 2013, para ella misma, su familia e invitados, cientos de comidas preparadas por un valor de "más de 350.000 séqueles" (83.000 euros, 96.000  dólares), según el ministerio de Justicia.

La justicia le reprocha haber declarado falsamente que no había cocineros disponibles en la residencia oficial del primer ministro y pedir "cientos de comidas de catering externos a cargo del erario público".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.