Sanders bajo máxima presión luego de triunfos consecutivos de Biden

Joe Biden triunfante, en una foto del 9 de marzo en Detroit, Michigan. Foto: AFP, Washington

El exvicepresidente, un moderado de 77 años, se perfila como el rival de Donald Trump en las elecciones de noviembre tras ganar las primarias demócratas en Arizona, Florida e Illinois.


El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Bernie Sanders, bajo presión para abandonar la carrera tras nuevas derrotas frente al favorito Joe Biden, evalúa su futuro, en unos comicios perturbados por la crisis mundial provocada por el nuevo coronavirus.

Biden, un moderado de 77 años, se perfila como el rival del Presidente republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre tras ganar el martes las primarias demócratas en Arizona, Florida e Illinois, asegurándose una sólida ventaja en el número de delegados que decidirán el candidato del partido en la convención de julio.

Sanders, un autodenominado “socialista democrático” de 78 años que llegó a ser el favorito de la carrera, consideraba sus opciones tras nuevos resultados decepcionantes y en medio de la emergencia por el nuevo coronavirus, que ya deja más de 100 muertos en Estados Unidos, y que llevó a varios estados a posponer sus votaciones.

“La siguiente primaria es dentro de al menos tres semanas”, dijo Faiz Shakir, director de la campaña de Sanders, en un comunicado. “El senador Sanders sostendrá conversaciones con sus seguidores para evaluar su campaña”, agregó.

“Por el momento, está enfocado en evaluar la respuesta de las autoridades a la epidemia de coronavirus y asegurarse de que cuidemos a los trabajadores y a los más vulnerables”, dijo.

Biden, exvicepresidente de Barack Obama, derrotó cómodamente a Sanders, un senador de Vermont, en todas las primarias del martes.

En Florida, el mayor premio de la noche por número de delegados en juego, Biden obtuvo el 62% de los votos contra el 23% de Sanders. En Illinois, 59% frente a 36%, y en Arizona, se alzó con más del 43% frente a casi el 32% de su rival, mientras que el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, quien ya se retiró de la carrera y endosó la candidatura de Biden, quedó en un distante tercer lugar.

Desde el inicio de las internas el 3 de febrero, Biden ganó 19 de las 24 votaciones y su avance cuando resta la mitad de la carrera parece insuperable. Según un recuento de la plataforma RealClearPolitics, Biden ha acumulado 1.169 delegados y Sanders 880. Al menos 1.991 son necesarios para ganar la nominación.

Biden dijo este miércoles estar más cerca de asegurar la nominación, destacando la formación de “una amplia coalición” que, según él, el partido requiere para derrotar a Trump.

El próximo Presidente “tendrá que movilizar a nuestro país y nuestros aliados para enfrentar rápidamente nuevos desafíos, como futuras pandemias. Necesitamos un líder que esté listo desde el primer día”, tuiteó.

“¡Pronto abandonará!”

Bernie Sanders, muy por detrás de Joe Biden en la intención de voto de los demócratas a nivel nacional, no ha hecho declaración alguna después de los comicios del martes. La semana pasada, admitió que no había logrado convencer a los votantes sobre su capacidad para evitar que Trump gane un segundo mandato.

Su reciente elogio del sistema educativo del régimen cubano fue mal recibido por la gran comunidad cubana en Florida, donde también viven muchos venezolanos que huyeron de los gobiernos de Hugo Chávez, primero, y de Nicolás Maduro,después.

“Si alguna vez tuvo una oportunidad aquí, la perdió con estos comentarios”, dijo a France Presse Cristina Grand, una psicóloga venezolana de 56 años casada con un cubano.

Pero hasta ahora, el senador, figura insigne de la izquierda estadounidense, sigue aferrado a su campaña, aunque promete que apoyará al candidato que los demócratas elijan.

Comenta