Arresto domiciliario para mayor de Carabineros formalizado en caso por presunto montaje en procedimiento que terminó con dos niños heridos a bala en Pudahuel

Juan José del Río Soubelet, al momento de los hechos jefe de Zona de Intervención Oeste, durante Estado de Emergencia, habría ordenado a sus subordinados falsear todo el reporte de lo ocurrido. Fiscalía apelará para conseguir su prisión preventiva.




El Primer Juzgado de Garantía de Santiago impuso las medidas cautelares de arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de acercarse a las víctimas para el mayor de Carabineros Juan José del Río Soubelet, imputado por la Fiscalía Metropolitana Occidente en calidad de autor de los delitos de apremios ilegítimos, falsificación de instrumento público, obstrucción a la investigación y daño a motocicleta fiscal; y como encubridor de tres delitos de homicidio frustrado.

El uniformado está involucrado en un caso de presunto montaje en un procedimiento realizado el 21 de octubre del año pasado, en la esquina de Teniente Cruz con Claudio Arrau, comuna de Pudahuel, en el que dos menores de edad resultaron heridos de bala. Inicialmente los efectivos policiales dieron cuenta que el conductor de un vehículo en el que se movilizaban presuntos sospechosos de haber cometido un robo habría ejecutado los disparos que hirieron a los niños, de 9 y 10 años de edad. El conductor del automóvil, un hombre de 18 años también resultó herido. El joven fue pasado ante el Juzgado de Garantía por atentado contra la autoridad y robo en lugar no habitado. La causa fue asignada al fiscal de Pudahuel, Marcelo Soto Álvarez, quien, como primera medida, solicitó la revisión de cámaras cercanas al lugar de los hechos.

En la audiencia de formalización de la investigación de este viernes, realizada por videoconferencia, el magistrado Fernando Guzmán Fuenzalida impuso las mismas medidas cautelares al cabo segundo de Carabineros Ariel Leonel Araya González, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de apremios ilegítimos.

El juez Guzmán Fuenzalida, tras la revisión de registros audiovisuales, escuchar a los intervinientes y la declaración del imputado Del Río, consideró que las cautelares eran proporcionales y suficientes para garantizar la comparecencia de los imputados a las etapas del procedimiento. La Fiscalía Occidente, en tanto, anunció que apelará al dictamen.

En noviembre del año pasado se había formalizado a otros tres carabineros por el caso, los que entonces quedaron en prisión preventiva. Diego Camilo Benavides González, Víctor Andrés Saavedra Quidulef y Omar Gregory Torres Molina. Actualmente, solo uno de ellos, Benavides, el efectivo motorizado que efectuó los disparos, se encuentra en dicha condición. En su declaración a fiscalía todos aseguraron que habría sido el mayo Del Río quien les solicitó falsear su versión de los hechos, indicándoles lo que tenían que informar y que la motocicleta tenía que resultar dañada.

Según la investigación de la Fiscalía Occidente, el día de los hechos, cuando regía estado de emergencia constitucional, las víctimas, siete menores de edad y dos adultos, se trasladaban abordo de un automóvil por calle Claudio Arrau, en la comuna de Pudahuel, artería en la que Benavides, Saavedra y Torres intentaron realizar un control de identidad al conductor, quien intentó evadirlos subiéndose al bandejón central para tomar la pista en sentido contrario. Benavides hizo uso de su arma de servicio, disparando en contra del vehículo, hiriendo de gravedad al conductor y a los dos menores. 

Al lugar donde quedó detenido el automóvil llegaron los tres funcionarios policiales además del cabo segundo Araya, quienes procedieron a bajar a las víctimas, golpeándolas y presionándolas en contra el piso.

En tanto, el mayor Del Río, al momento de los hechos jefe de Zona de Intervención Oeste, interceptó a otro ocupante del automóvil baleado, un menor de 16 años, a quien hizo caer, propinó golpes de pies y colocó la pistola de servicio en la cabeza. Luego habría encargado a sus subordinados reportar una versión falsa de lo ocurrido.

El tribunal fijó para las 11.00 horas del próximo jueves 25 de junio una nueva audiencia para formalizar investigación en contra de otros dos funcionarios policiales que tendrían responsabilidad en los hechos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.