Baja participación marca jornada de primarias

Recriminaciones cruzadas se dieron ayer por la baja convocatoria a las primarias de alcaldes y gobernadores.

Cerca de 419 mil personas votaron en las elecciones previas de gobernadores y 148 mil en las de alcaldes. Además de la convocatoria, también hubo cuestionamientos por los problemas registrados para la constitución de las mesas.




Locales de votación vacíos y mesas con muy pocos sufragios. Ese fue el escenario ayer en las elecciones primarias de cara a los comicios municipales y de gobernadores de abril del próximo año.

De acuerdo al último boletín del Servel, publicado al cierre de esta edición, votaron cerca de 419 mil personas en las primarias de gobernadores, mientras que en las de alcaldes los sufragios ascendían a 148 mil. En total, eso equivaldría a un 3% de los 14,5 millones de personas habilitadas para votar.

Aunque la jornada electoral de ayer no es comparable con otras elecciones generales y tampoco con anteriores primarias, porque variaron las comunas en que los partidos inscribieron competencias y porque es primera vez que se suma la elección de gobernadores, en las primarias de 2016, que solo contemplaban alcaldes y un universo de un poco más de cinco millones para sufragar, participaron 282 mil personas.

En los comicios de ayer, los partidos del oficialismo y de la oposición se midieron para elegir a sus candidatos definitivos para las elecciones de 2020. En Chile Vamos, integrado por RN, la UDI, Evópoli y el PRI, disputaron 36 primarias, siete gobernaciones y el resto en municipios.

Por otro lado, en la centroizquierda, Unidad Constituyente compitió en 16 regiones del país para definir a sus candidatos a gobernadores, mientras que el Frente Amplio hizo lo propio en ocho alcaldías y cuatro gobernaciones. En la instancia también disputaron primarias el partido Ecologista con independientes.

Así, la jornada de votación partió a las 8.00 y se cerraron las mesas a las 18.00. Durante el proceso, varios de los candidatos de la centroizquierda cuestionaron al gobierno por hacer muy poca difusión de los comicios, responsabilizándolo de la baja concurrencia a sufragar.

Por ejemplo, la candidata del PPD para la gobernación de la Región Metropolitana Helia Molina, cuando asistió a su local de votación en Ñuñoa, manifestó que “ha sido muy mezquina la información del gobierno para esta elección”. Una postura que también transmitieron varios dirigentes de los partidos de la centroizquierda.

“Aquí tenemos una gran deuda con la participación”, manifestó el presidente de la DC, Fuad Chahin, agregando que “ni el Servel ni el gobierno difundieron las elecciones primarias”.

En medio de los cuestionamientos, de hecho, ministros del comité político e, incluso, el propio Presidente Sebastián Piñera respondieron a esas críticas. “El gobierno ha convocado cada vez que ha podido a participar en las elecciones primarias y hoy lo ha hecho nuevamente, naturalmente que esta es una participación voluntaria”, manifestó el Mandatario.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, indicó que “no es el momento de buscar responsables (…). Aquí vemos una primaria que justamente lo que necesitan los partidos es definir a sus candidatos finales y eso genera menos expectación en la gente”.

En La Moneda recalcan que en Palacio en la última semana hubo dos vocerías especiales del ministro Jaime Bellolio respecto del tema y que el ministro Delgado también hizo un llamado el sábado. De igual manera, aseguran que las primarias son voluntarias, por tanto, no corresponde que se haga una campaña como para el resto de las elecciones y que la publicidad les correspondía a los partidos políticos y al Servel, ya que hubo traspaso de recursos a ese organismo para cumplir ese fin.

Mesas no constituidas

“No pude ejercer mi derecho a voto en primarias. Mesa cerrada y no fusionada con otras funcionando”, manifestó, a las 14.41, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, cuestionando el rol que tuvo el Servel en la materia. En total, el 5% de las mesas no se pudo constituir.

Así como Muñoz, también otros dirigentes políticos no pudieron sufragar o tuvieron dificultades para hacerlo y apuntaron sus dardos hacia el Servel. “Estamos muy preocupados (…). Hay muchos electores que no pueden sufragar”, alertó el senador de RN Francisco Chahuán, quien agregó que las mesas que no se constituyeron se estaban cerrando y no dando la opción de votar en otra.

De esta manera es que varios dirigentes políticos calificaron la situación como un “escándalo”. En este escenario, es que a las 12.45, el presidente del Servel, Patricio Santamaría, emitió un boletín dando cuenta de que casi el 95% de las mesas del país estaban constituidas, lo que correspondía a 20.012 mesas.

Además, el organismo comenzó a difundir un folleto recalcando que “la normativa no considera la fusión (de mesas) una vez determinado el número de mesas”.

Más tarde, Santamaría en diversos puntos de prensa señaló que “me hubiera gustado que hubiese habido más ciudadanos disponibles para conformar el 100% de las mesas, no lo logramos”, y agregó que le pedirán al gobierno impulsar cambios a la ley de primarias “para que los partidos también asuman responsabilidades respecto de este tema”.

“Asumamos todos la responsabilidad, pudimos haber hecho un poco más (...), pero tampoco voy a empezar a apuntar con el dedo a otros. Cada cual asuma y que haga su autocrítica”, afirmó.

Como sea, la presidenta de la Comisión de Gobierno Interior, la diputada Joanna Pérez, informó ayer que citará al Servel “para fiscalizar y pedir explicaciones por no garantizar el derecho a sufragio”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.