Chile Vamos pide a La Moneda priorizar combate a violencia en La Araucanía

Imagen-EFt4R7EWwAERqTQ

Durante la madrugada de este lunes se registró un nuevo atentado, esta vez en la comuna de Curanilahue, donde tres camiones fueron incendiados. Foto: Cooperativa

Tras últimos atentados, partidos plantearon aplicar nuevas medidas en la zona. Los ataques a carabineros fueron planteados como un nuevo factor que el gobierno debe considerar.




El diagnóstico compartido en los partidos de Chile Vamos fue que, luego de que el gobierno había logrado contener la violencia en La Araucanía, en las últimas semanas estos han recrudecido, ampliándose a las regiones de Biobío y Los Ríos.

Por ello, los senadores Felipe Kast (Evópoli), Ena von Baer y Jacqueline van Rysselberghe (UDI), los tres representantes de esas regiones, además del presidente de RN, Mario Desbordes, manifestaron este lunes a La Moneda su inquietud y la necesidad de que este tema vuelva a ser una prioridad y el "eje central" del accionar del Ejecutivo, tal como fue comprometido en la campaña electoral de 2017.

Así lo expresaron en el comité político, donde se analizó la seguidilla de hechos ocurridos en la última semana y la forma en que esta problemática se debe afrontar. A la salida, la senadora Von Baer dijo que "planteamos con bastante fuerza que el tema de la violencia en el sur de nuestro país, no solo en La Araucanía, sino que también en Biobío y Los Ríos, es un tema que está pendiente y esperamos que se retome como una de las prioridades del gobierno".

Coincidiendo con ese llamado, Kast añadió que "los hechos de los últimos días no son nuevos ni en Arauco ni en La Araucanía y obligan al gobierno a tomar definiciones".

Desbordes, en tanto, sostuvo que "las emboscadas que han sufrido las policías hablan de personas que tienen un poder de fuego elevado y es urgente tomar medidas mucho más allá de las que se están tomando hasta ahora, para cuidar a la ciudadanía, a la mayoría del pueblo mapuche que no está por la violencia, y a nuestros carabineros".

Nuevo factor

De acuerdo a asistentes al encuentro, el hecho de que existan carabineros heridos en los últimos días fue planteado como "un factor nuevo" a considerar por el gobierno y que exige poner "mano dura" y "repensar" las medidas adoptadas.

En este sentido, los partidos pidieron replicar en la zona medidas como las rondas policiales nocturnas que se realizan en Santiago para enfrentar los portonazos, así como fortalecer la vigilancia con drones que permitan observación nocturna.

Otra de las propuestas fue abordar la situación de La Araucanía bajo la tesis de las "cuerdas separadas". Esto es que, en paralelo al combate a la violencia, el Ejecutivo mantenga su agenda indígena, al alero del Plan Impulsa, buscando así "aislar a los violentistas".

Al respecto, Kast explicó que "los violentistas no representan ni han sido elegidos por el pueblo mapuche, por lo mismo, debemos separar las líneas de trabajo"

Cinco ataques en tres días

Fue en plena visita del ministro del Interior, Andrés Chadwick, a la Región del Biobío, el viernes pasado, cuando se produjo un violento ataque a Carabineros en Cañete.

Ese mismo día, pero en La Araucanía, unos encapuchados emboscaron a un grupo de funcionarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) en Ercilla, sustrayendo la camioneta en la que se trasladaban. El sábado, el vehículo fue recuperado por la policía, en medio de un operativo que terminó con un carabinero herido con un perdigón en su pierna.

El sábado en la madrugada, otro hecho desafió a las autoridades: en el sector de Padre Las Casas, un grupo de desconocidos incendió la casa patronal del fundo Los Caracoles, de propiedad del abogado Rolando Franco, quien es representante de algunas asociaciones de víctimas de la violencia rural.

Los últimos dos hechos de violencia ocurrieron la tarde del domingo en el mismo lugar: la Subcomisaría de Ercilla. Primero, a las 20.30 horas, un grupo de encapuchados disparó contra la unidad policial, huyendo del lugar sin ser detenidos.

Una hora y media después, otro ataque afectó al mismo cuartel.

La Subcomisaría de Ercilla ha sido un blanco habitual en la zona. Según los registros del Ministerio Público, este año van cinco ataques al cuartel.

Comenta