Corte Suprema expresa su preocupación al Presidente Boric por decisiones de la Convención Constitucional

El presidente y la vocera de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes y Ángela Vivanco, llegaron hasta La Moneda para sostener un encuentro protocolar con el Mandatario. La cita estuvo marcada por la preocupación de los representantes del máximo órgano jurisdiccional frente a iniciativas aprobadas por los convencionales, principalmente sobre la conformación del Consejo de la Justicia, “la independencia del Poder Judicial” y “los temas que afectan la duración de los cargos de los jueces”.




Una reunión protocolar sostuvo este lunes en La Moneda el Presidente Gabriel Boric con el presidente y la vocera de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes y Ángela Vivanco, respectivamente.

El encuentro estuvo marcado por la preocupación de los representantes del máximo tribunal frente al trabajo de la Convención Constitucional. De hecho, en la instancia, tanto Fuentes como Vivanco le manifestaron su inquietud y reparos al Mandatario por la aprobación de normas que tienen relación con el Sistema Judicial.

A la salida de la cita, el presidente del máximo tribunal si bien enfatizó en que no tomará una posición respecto al trabajo constituyente, ya que las decisiones del órgano redactor corresponden a un trabajo exclusivo de la Convención, apuntó a que será la “ciudadanía la que tendrá que emitir un pronunciamiento sobre el tema”.

Sin embargo, admitió su preocupación por la conformación del Consejo de la Justicia, una nuevo órgano que se hará cargo de la administración y gobernanza del Poder Judicial y que, además, concentrará todo el poder en el Sistema Nacional de Justicia.

La norma ya forma parte del borrador de la nueva Constitución y es considerada como uno de los cambios más relevantes en el diseño institucional de la magistratura, pues implica una innovación en la estructura de la judicatura que incluye cambios profundos en la manera en cómo se ha organizado el sistema judicial.

Uno de los reparos que emitió Fuentes respecto a este artículo fue sobre su integración. A juicio del presidente de la Corte Suprema, este consejo debería estar “integrado mayoritariamente por jueces”. “Ese es una posición que nosotros tenemos al respecto”, precisó.

Lo que a nosotros nos interesa es que se asegure la imparcialidad y la independencia y la autonomía de los jueces, para poder actuar con absoluta independencia frente a los problemas que le van a presentar los usuarios del sistema”, explicó, y agregó que “este consejo debiera estar integrado mayoritariamente por jueces, para resguardar la independencia de los tribunales”.

Por su parte, la vocera y ministra de la Corte Suprema reveló que, durante la reunión, además de manifestarle sus preocupaciones sobre la conformación del Consejo de la Justicia, también abordaron “la independencia del Poder Judicial” y “los temas que afectan la duración de los cargos de los jueces”.

“Nos parece que en esos temas tiene que haber una progresión y tienen que haber plazos de vacancia. En otras palabras, que no rijan inmediatamente, porque sino serían muchos los jueces que perderían su cargo y esto afecta directamente a la administración de justicia”, agregó.

“Por supuesto, son temas para que el Ejecutivo los conozca, porque son resorte de la Convención, pero nos interesaba compartirlo con él y así lo hemos hecho”, señaló.

La jueza también detalló que, tras informarle estas inquietudes, el Mandatario “dijo que estaba muy pendiente del trabajo de la Convención y que, en consecuencia, agradecía que le manifestáramos los temas que son preocupación nuestra, justamente para incluirlos dentro de los temas en los que él está pendiente”.

No es la primera vez que la Corte Suprema expresa aprehensiones sobre normas discutidas en la Convención Constitucional.

A principio de año, el máximo tribunal expresó su molestia ante la discusión en la Comisión de Sistema de Justicia del órgano redactor, que buscaba la reducción de la duración de los jueces supremos de 10 a 15 años, y de ocho años para los ministros de corte y de tribunales inferiores.

El hecho escaló en tensiones y, de hecho, para defender la independencia de los jueces y el principio de la inamovilidad, desde el Poder Judicial remitieron a la instancia un documento de doce carrillas en el que exponían uno a uno sus argumentos y preocupaciones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.