Cruch y Unesco destacan aporte a la educación del fallecido académico Francisco Javier Gil, impulsor del ranking de notas y de programas propedéuticos

La muerte del investigador de la Usach, director de la Cátedra Unesco de Inclusión en la Educación Superior Universitaria, generó una serie de declaraciones que resaltaron su labor como una figura "inspiradora" y clave en la lucha por el acceso equitativo a la educación y la inclusión en enseñanza.




El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch) expresó su pesar por el fallecimiento de Francisco Javier Gil Llambias, doctor en Ciencias, académico e investigador de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), así como director de la Cátedra Unesco de Inclusión en la Educación Superior Universitaria.

La entidad que agrupa las principales universidades del país reconoció el invaluable aporte del académico en el diseño e implementación de políticas públicas para el mejoramiento de los sistemas de acceso a la educación superior.

El vicepresidente ejecutivo del Cruch y rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, sostuvo que “la muerte de Francisco Javier Gil es una pérdida tremenda para Chile. Era una persona con un fuerte compromiso con la equidad y la inclusión. Sus invaluables contribuciones efectivamente lograron que estudiantes talentosos pudieran salvar obstáculos y acceder a la educación superior”.

Francisco Javier Gil, quien falleció este miércoles 3 de marzo durante la madrugada, es considerado un referente en el ámbito de equidad e inclusión en educación, resaltaron desde el Cruch en un comunicado.

El “apóstol del ranking”, realizó por décadas un trabajo orientado a nivelar la cancha en el acceso a la enseñanza superior. Su legado incluye la incorporación del sistema de ranking de notas como criterio para el acceso a la universidad.

Entre los proyectos que lideró el académico se incluye la Beca de excelencia Académica (BEA), los programas propedéuticos que se han implementado en diversas universidades del país, y que dieron lugar al Programa de Acceso y Acompañamiento Efectivo (PACE) del Ministerio de Educación y el programa Ranking 850, entre otros.

En el Consejo de Rectores participó activamente en el Sistema Único de Admisión y, muy especialmente, en la Comisión Ranking de Notas entre el 2013 y el 2018.

Como investigador fue director de proyectos con financiamiento interno, financiamiento de FONDECYT y financiamiento internacional, dirigiendo tesis doctorales, de magister y pregrado.

Fue además director del Programa de Bachillerato Usach (agosto 2007-diciembre 2009); y coordinador de políticas de inclusión UC y Usach. Fue rector de la Universidad Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez (enero 2010 octubre 2011), así como fundador y presidente del Centro Internacional de Equidad e Inclusión en Educación Superior (CINESUP).

En 2016 recibió el Premio Juan Gómez Millas, que otorga la Universidad Austral de Chile (UACH) a quienes hayan contribuido de manera notable con su obra intelectual y su vida a ennoblecer y desarrollar la institución universitaria o la educación superior.

Desde la Oficina Regional de Educación de Unesco en Santiago, en tanto, se refirieron al deceso del académico en redes sociales, resaltando también su labor.

“El enorme legado de Francisco Javier Gil en favor de la equidad será un tesoro que el mundo de la educación habrá de conservar y continuar. Fue un sembrador de nuevas miradas al mundo de la infancia y la juventud vulnerable de Chile, de América Latina y más allá”, señalaron.

Las muestras de respeto por el trabajo del académico se multiplicaron en la jornada en redes sociales.

Lamentamos el fallecimiento de uno de los principales responsables de que hoy, las y los jóvenes de colegios vulnerables que ponen todo su esfuerzo en su educación media, puedan ingresar a la universidad”, expresaron desde la Fundación Belén Educa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.