Delgado en ceremonia de ascenso póstumo del cabo Naim: “No se puede utilizar una causa, cualquiera que ella sea, para dejar una familia sin padre”

Rodrigo Delgado.

Foto: Agencia Uno.

Ministro del Interior y subsecretario de esa cartera viajaron hoy a La Araucanía. “Quiero expresar el dolor que sentimos como gobierno. Pero antes que como gobierno, como personas”, sostuvo el secretario de Estado.




Hasta la Región de La Araucanía viajó hoy el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, junto al subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, y el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, para participar en una ceremonia de ascenso póstumo del cabo 2do. Eugenio Naín Caniumil, quien murió baleado en medio de un operativo en esa región el 30 de octubre.

Luego de la ceremonia, donde participó la viuda del uniformado y sus familiares, el ministro Delgado ofreció unas palabras.

“A veces pareciera que la muerte de un policía tiene menos repercusión en los titulares. Yo les quiero decir muy claramente que una vida es una vida. La vida de un policía es tan importante como la vida de cualquier otra persona, porque detrás de un uniforme, detrás de un cargo (...), uno primero es persona”, dijo.

En esa línea, Delgado sostuvo que al reunirse con la viuda del cabo fallecido “me conecté con el dolor de la familia. Porque tengo un hijo de 7 años y es inevitable no conectarse con ese dolor, es inevitable pensar como padre, como ser humano, pensar en las consecuencias que tiene una muerte, en las consecuencias que tiene que una persona tome la decisión de arrebatarle la vida a otra, sea quien sea”.

“Quiero expresar el dolor que sentimos como gobierno. Pero antes que como gobierno, como personas que componemos el gobierno”, añadió.

Además, en su discurso, Delgado recordó el fallecimiento del funcionario de la Policía de Investigaciones, Luis Morales Balcazar, quien perdió la vida tras ser baleado en un operativo antidroga en Temucuicui.

“Además de condenar el asesinato cobarde del cabo Naim, condenar cualquier asesinato como el que vimos hace pocos días en Temucuicui y que nos lleva a la reflexión de algo que para nosotros es tremendamente importante como gobierno: Una cosa es la causa mapuche, el pueblo originario. Una cosa es la reivindicación en que sea está avanzando, que este gobierno ha avanzado. Pero eso hay que separarlo de lo actos delictuales. No es lo mismo. Acá estamos en presencia del asesinato del cabo Naim, que es de origen mapuche. Entonces uno dice ‘bueno. si hubiese tanta consecuencia en aquello no estarían asesinado personas de origen mapuche’”, agregó.

En ese contexto aseguró que “las personas que efectivamente reivindican la causa mapuche condenan esto, pero el que se refugia en una causa para causar daño, el que se refugia en una causa para asesinar a otro, esa persona es un delincuente, no es un activista. Esa persona es un asesino, y los vamos a encontrar y van a tener que enfrentar a la justicia como corresponde”.

Por último dijo que “no se pueden ocupar las causas como paraguas para asesinar y hacer daño, no se pueden usar las causas como paragua para tirar una molotov en plena Alameda, no se puede utilizar una causa, cualquiera que ella sea, para hacer daño, para dejar a una familia sin un padre, sin un esposo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.