Ataque incendiario en el Club Aéreo de Curacautín: desconocidos quemaron tres avionetas

El ataque fue adjudicado por el grupo Resistencia Mapuche Malleco, quienes dejaron un lienzo en el lugar pidiendo la liberación de "presos mapuche" que están en huelga de hambre. También durante la madrugada, en Pillanlelbún -comuna de Lautaro-, desconocidos quemaron una casa, un jeep y una cuadrimoto. En tanto, un tercer hecho se registró en Victoria.



Durante la madrugada de este lunes, a eso de las 04:00, desconocidos realizaron un ataque incendiario en el Club Aéreo de Curacautín, región de La Araucanía. En el lugar, en dirección a Victoria, el grupo de individuos ingresó a un hangar, intimidó a los cuidadores y procedió a quemar tres avionetas.

El ataque fue adjudicado por el grupo Resistencia Mapuche Malleco, quienes dejaron un lienzo en el lugar en el que se leía: “Libertad a los presos mapuche en huelga de hambre. Wallmapu avanza hacia la liberación nacional”.

Bomberos acudió al sitio para controlar la emergencia, mientras que Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) hizo lo propio para iniciar las diligencias y dar con los responsables.

El mayor de Carabineros Fernando Mella, comisario de la 5ª Comisaría Curacautín, dijo que “se estableció que individuos desconocidos, encapuchados, llegaron al lugar y mediante elementos acelerantes prendieron fuego a tres aeronaves”. Una de las avionetas incendiadas es propiedad de un particular identificado como Claudio Molina. Había sido traída hace poco tiempo desde Estados Unidos.

Por su parte, el subcomisario de la Brigada de Investigaciones Policiales de la PDI, Elías Bustos, entregó detalles informando que el ataque fue perpetrado por un grupo de “ocho a diez sujetos, encapuchados, premunidos con armas de fuego que intimidan a los cuidadores”.

Asimismo, un cuidador del lugar, Domingo Medina, señaló que “fue todo rápido, andaban varias personas. Se fue a ganar un compadre (sic) al lado de la ventana con una escopeta, diciendo que no saliera para afuera, que me quedara encerrado nomás, mientras los otros hacían el desmán”.

Por su parte, el alcalde de Curacautín, Víctor Barrera, hizo un llamado “al gobierno, al Estado de Chile, para hacerse cargo de estos temas, porque nosotros como alcaldes no podemos también trabajar con todas las problemáticas que tienen los municipios, desde el punto financiero, hacernos cargo también del tema de la seguridad”.

Otros ataques

En tanto, también durante la mañana, otro ataque incendiario se registró en Pillanlelbún, sector de la comuna de Lautaro, en la misma región. En ese lugar, desconocidos quemaron una casa, un jeep y una cuadrimoto.

“A las 4.25 horas se recibió un llamado telefónico en la central de Comunicaciones de Carabineros de Chile, en el cual alertaba que había un ataque incendiario en la ruta que une a la localidad de con la comuna de Vilcún”, explicó la mayor Juanett Chabouty. En el sector también se encontraron dos pancartas alusivas a la violencia rural.

Además, hubo un ataque incendiario en el Fundo San Gregorio, en la comuna de Victoria, en la ruta entre Inspector Fernández y Victoria. Un grupo de desconocidos encapuchados incendiaron dos maquinarias utilizadas en las faenas forestales, una garra y procesador frontal, para luego huir del lugar realizando disparos. No se registraron lesionados, según el reporte de Carabineros.

El sábado, la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y la comunidad María Cayulleo, habían amenazado con realizar “un proceso de recuperación territorial” en la comuna de Angol que implicaría la toma de siete fundos pertenecientes a empresas forestales.

La ministra del Interior, Izkia Siches, señaló quefrente a estos llamados y amenazas de usurpaciones no habrá impunidad. Vamos a enfrentar aquellas usurpaciones y obviamente hacer que la fuerza del Estado se haga presente, porque es lo que corresponde. Hay que desalojar si eso se materializa”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles




Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.