Fiscalía reformaliza hoy a Karim Chahuán por tráfico de drogas y de influencias

Imagen-Aton_376661-900x600

Chahuán cuando fue formalizado por el saqueo.

El Ministerio Público, además, le imputará el delito de falsificación de documento público. Su defensa niega vínculos con el narcotráfico y se querelló por filtraciones.




Lo que partió como un saqueo que involucraba a un concejal de La Calera se transformó en una causa por tráfico de drogas, que ha dejado al descubierto los presuntos vínculos de la autoridad comunal con una banda de narcotraficantes.

La historia se hizo pública el 2 de diciembre, cuando la PDI detuvo al concejal RN Karim Chahuán por su eventual participación en un robo en lugar no habitado en el mall "Open Plaza" de La Calera. En la audiencia de formalización de este caso, el fiscal de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de Valparaíso, Felipe González, aseguró que durante la madrugada del 29 de octubre el concejal habría concertado el robo junto a dos de sus trabajadores, quienes se desempeñaban en su automotora, ubicada en la ciudad, llamada Chahuán Cars.

Sin embargo, hoy la investigación revelará nuevos antecedentes. La fiscalía reformalizará a Chahuán y le imputará los delitos de tráfico de drogas, tráfico de influencias y falsificación de documento público. Este último ilícito tendría relación con una supuesta adulteración de patentes de ve- hículos. El Ministerio Público optó por unir la investigación del saqueo con una indagatoria previa, y que apunta al vínculo que tendría Chahuán con una banda de narcos de La Calera. Según fuentes de la fiscalía, el rol que tendría el concejal sería de facilitador: le entregaba autos -de la automotora Chahuán Cars que él administra- a la banda para que cometiera los ilícitos.

Los primeros en dar a conocer el presunto vínculo de Chahuán con narcos fue Ciper. Según ese medio, el concejal estaría vinculado con la banda de Pedro Melo Cartagena, quien solía ir a la automotora del concejal.

En 2011, Melo fue sorprendido por la PDI, en lo que se denominó la Operación Ballena, que consiguió la incautación de 211 kilos de cocaína. En el marco de las indagatorias que llevaba la fiscalía por esta banda, fue que la policía civil intervino su celular y así se alertó de su intención de saquear un Tottus de La Calera.

Chahuán declaró judicialmente el 30 de diciembre, en el marco de una audiencia para discutir su prisión preventiva. Ahí su abogado le preguntó si estaba consciente de haber participado en un delito. "Sí, la verdad estoy consciente, estoy arrepentido, pero ya no queda más que reparar el daño causado y aprender de los errores que uno comete", declaró. A su vez, negó que los compradores de los vehículos de Chahuán Cars lo usaran como "depositario de cantidades de drogas".

Querella por filtración

El concejal fichó al abogado Juan Carlos Manríquez e ingresó una querella por los delitos de violación de secreto y de obstrucción a la investigación, por lo que, acusan, serían filtraciones de parte de la carpeta investigativa del caso.

Manríquez afirmó que la divulgación de los antecedentes de la causa "han creado un clima que afecta la igualdad de armas, la presunción de inocencia, configura un prejuzgamiento y, en el fondo, son utilitarias a aumentar un caso que no es más que dos receptaciones de hurtos cometidos por terceros en el estallido social, para tratar de convertirlos en una presunta gran causa vinculada a organizaciones criminales. Eso es intolerable".b

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.