Las tres medidas acordadas por el gobierno y la Florida para avanzar en el desalojo de la Toma Dignidad

La Toma Dignidad, emplazada en la Quebrada de Macul. Foto: Aton.

En la cita, en la que estuvo presente además el delegado presidencial de la RM, Gonzalo Durán, se discutió el traslado de las cerca de 750 familias que alberga este campamento emplazado en la Quebrada de Macul, en una zona declarada desde 1993 zona de exclusión por riesgo de aluvión.


En una reunión en La Moneda, autoridades de gobierno y de la comuna de La Florida acordaron una serie de medidas, que se implementarán desde la próxima semana, que tienen como fin concretar en agosto el desalojo de la Toma Dignidad.

Son cerca de 750 familias las que alberga este campamento que se encuentra en un sitio emplazado en la Quebrada de Macul y que fue declarado zona de exclusión por riesgo de aluvión.

En la cita de esta tarde en el palacio de gobierno estuvieron presentes el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, el delegado presidencial metropolitano Gonzalo Durán, y el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter. Ahí, se acordaron tres medidas concretas para avanzar hacia la relocalización de los habitantes de la toma.

Tras la reunión, el alcalde Carter recordó que “en La Florida tenemos un drama desde el año 1993 cuando se produjo el gran aluvión de mayo, cuando murieron 23 personas bajo el barro y los escombros luego del derretimiento de las nieves de las altas cumbres de la cordillera de Santiago”.

Agregó que “desde el año 93 que el Zanjón de la Aguada se declaró una zona de exclusión, esto es que ahí no puede vivir gente”. Sin embargo, Carter recordó que en el marco del estallido social de 2019, debido a falta de soluciones habitacionales en Peñalolén, un grupo de pobladores de esa comuna se instalaron en esta zona de riesgo.

Agregó que, desde ese entonces, ha seguido llegando gente al campamento y ha aumentado la delincuencia en el sector. Fue así que, a mediados de marzo de este año, la autoridad comunal anunció la aplicación de un decreto para iniciar el desalojo del sector.

En este marco, en la cita de hoy, se determinó, en primer lugar, instalar la próxima semana un comité policial en la comuna, que trabajará y fortalecerá el trabajo de las policías para enfrentar delitos y crímenes en el asentamiento ilegal.

“Ese comité policial va a permitir generar operativos de seguridad en ese entorno, para evitar que el narcotráfico, la prostitución, los juegos ilegales, el tráfico de inmigrantes sea una realidad oculta que hoy día ocurre en tantos campamentos a lo largo de Chile”, sostuvo Carter.

Asimismo, agregó que el subsecretario Monsalve se ofreció a tener una conversación con el Ministerio de Vivienda para analizar la posibilidad de generar un barrio transitorio donde puedan ubicarse los vecinos desalojados hasta tener acceso a una solución definitiva.

En este sentido, destacó que desde la Florida se ha propuesto, de forma inicial, un desalojo parcial de la franja que está ocupada por estos pobladores, “de modo tal de, por lo menos en este invierno, sacar a quienes están a menos de 30 metros del lecho del río”.

Al respecto, se recordó que la Municipalidad de La Florida ha ofrecido desde hace dos años a arrendar un espacio para este fin.

En tercer lugar, el alcalde Carter destacó que se buscará “generar todas las instancias, que es lo que más nos preocupa, para proteger a niños, niñas y adolescentes, proteger a las personas con discapacidad, de manera que, si llega a ser necesario un operativo policial de desalojo, se cumplan celosamente todas las medidas de protección de los derechos humanos de estas personas”.

Finalmente, la autoridad sostuvo que a las autoridades de gobierno les planteó que “yo no estoy disponible a extender esto más allá del invierno, vale decir, a mi me parece razonable que dentro del mes de agosto esto se cierre de la mejor forma posible”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.