Líneas de cortafuegos para mitigar incendios alcanzan 839 km

Imagen-Cortafuego-2847

Línea de cortafuegos construida recientemente en Valparaíso. Foto: Dedvi Missene

Alcaldes de municipalidades rurales plantean que requieren recursos especiales para emplazar estas obras.


Diferentes sistemas de cortafuego, que son obras clave para evitar la propagación de incendios forestales hacia zonas pobladas, están siendo construidos aceleradamente, pues la megasequía, vegetación y altas temperaturas potencian la ocurrencia de siniestros durante esta temporada.

Según la Corporación Nacional Forestal (Conaf), desde julio a la fecha se han concretado 839 km de estas obras, es decir, un 46% de lo proyectado para el periodo 2019-2020, los que ascienden a 1.829,4 kilómetros en diversos puntos del país.

Los denominados cortafuegos son espacios que deben ser despejados de vegetación a través de maquinaria pesada, como motoniveladoras, retroexcavadoras, bulldozer y camiones que realizan el retiro del material, los que son facilitados por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a través de la Dirección de Vialidad. Este jueves, por ejemplo, se efectuó la limpieza de material en el sector del Parque Mahuida, en La Reina, ya que esta reserva se ubica cerca de decenas de viviendas.

Antonio Walker, ministro de Agricultura, explicó que la Conaf es la entidad encargada de diseñar estas obras en las comunas en las "interfases", es decir, en los sectores donde colindan áreas urbanas y bosques.

"En esto también aportan los privados, con la construcción de otros miles de kilómetros cada año", señaló Walker. También dijo que se trabajó con 400 comunidades para capacitarlos en tareas preventivas.

Mientras, en la Corporación Chilena de la Madera (Corma, que reúne a 180 firmas forestales) se indicó que a nivel país los privados han emplazado 11.597 kilómetros de cortafuegos, donde se dejan franjas libres de vegetación combustible como maleza, pasto seco y ramas. Cerca de la mitad fue hecha en los últimos cuatro años, tras los grandes siniestros.

Comunas

Pese a estas medidas, los alcaldes de municipalidades rurales plantean que requieren de un presupuesto propio para concretar la limpieza especial en los predios. Cristián Balmaceda, alcalde de Pirque y presidente de la Asociación de Municipalidades Rurales, aclaró que las comunas "no tienen recursos para ejecutar cortafuegos. Y lo más delicado es que tampoco podemos invertir recursos en terrenos privados, porque no lo permite la Contraloría General de la República; se entiende que gran parte de los predios incendiables están en manos de particulares".

Añadió que se deben tomar medidas para prevenir los incendios. En su caso, debió solicitar a la Conaf el cierre de la Reserva Nacional Río Clarillo, por la alta cantidad de vegetación seca que posee, con potencial de ser combustible.

El alcalde de San Pedro, Manuel Debia, sostuvo que su comuna concentra alrededor de 40 incendios durante esta temporada, pero subrayó que faltan medidas para evitar la propagación del fuego: "No tenemos fondos especiales para construir estas franjas, pero sería vital que pudiéramos ejecutar obras para prevenir y sacar la vegetación. Tenemos alrededor de 800 km2 que debemos proteger". Agregó que esta situación podría evitar daño a viviendas y con ello familias damnificadas, "que son el mayor impacto que se presenta".

Comenta