Los otros electivos de las universidades

La universidad no tiene por qué ser una etapa aburrida en la vida de una persona. Cada año la oferta de ramos electivos de los distintos planteles del país amplía su oferta con las más variadas e impensadas alternativas. Mientras en la UC te ayudan a escoger una pareja adecuada, en la U. Diego Portales se esmeran para que sus alumnos rían a carcajadas en un taller de humor.


En la UC te enseñan a elegir una buena pareja y a no entrar en pánico si no la tienes

Encontrar un amor sano y duradero es un desafío complejo para el que no hay recetas mágicas ni un plazo determinado, por eso en la U. Católica se imparte desde hace seis años un ramo que podría ayudar, al menos, a hacer las cosas un poco más sencillas. “Elección de pareja: en busca de un amor estable”, se llama el electivo, que dejó a muchos alumnos ilusionados con convertirse en gurús de la seducción. “El ramo tiene un nombre engañoso, porque muchos creían que iban a salir convertidos en expertos en coquetería o que su próxima relación de pareja iba a durar para siempre”, dice Vanessa, una alumna que tomó la asignatura. Y Soledad Zuzulich, enfermera-matrona que dicta el curso, lo confirma: “Invita a los estudiantes a reflexionar e identificar ciertos aspectos de una relación constructiva y una que no lo es”, dice. La metodología se centra en el análisis de situaciones cotidianas, películas y canciones de amor. “Les preguntamos, por ejemplo, cuántas veces llaman a una persona cuando tienen que decirle algo urgente. La mayoría responde cuatro, a veces seis, pero se dan cuenta de que si alguien te llama 20 veces no es normal”, dice Zuzulich. Así, muchos alumnos se han dado cuenta de que sus relaciones no son sanas y han sido derivados a la Dirección de Salud Estudiantil. Sobre el perfil de los alumnos, cuenta que un porcentaje no menor de quienes toman el curso “nunca ha estado en una relación de pololeo, pero no lo dicen. Sentimos que eso puede ser una motivación para inscribirse, entonces cuando les decimos que la mitad de la universidad está disponible, porque el 20% nunca ha pololeado y otro porcentaje está soltero, eso los alivia mucho”

Hacer reír nunca fue tan fácil: en la UDP tienen hasta un Instituto de Humor

El arte de hacer reír es una habilidad que se da de forma casi natural y que no todos poseen, pero ¿quién dice que no se puede aprender a ser gracioso?

En la Universidad Diego Portales se imparte desde hace 12 años un Taller de Humor, a cargo del académico Rafael Gumucio, quien también es director del Instituto de Humor del plantel, y asegura que los alumnos llegan pensando que “se van a reír mucho, pero el objetivo final es hacer reír”. La dinámica consiste en inventar un personaje ficticio con el que se trabajará a lo largo del semestre. Este debe tener redes sociales, una historia y un rasgo de su personalidad muy, pero muy exagerado. Una de las pruebas solemnes es un stand up comedy y hasta ahí suena sencillo, pero la descripción que da Gumucio sobre el examen final no lo parece tanto: “Tienen que hacer algo que me sorprenda”, dice. Aunque la gama de posibilidades es amplia, el fin es uno solo: generar risas. Claro que las virtudes de ser gracioso no se quedan solo en eso. “Hacer reír es una forma de comunicación efectiva y ayuda mucho a desarrollar otras habilidades. Cuando uno hace humor tiene que ser muy preciso, manejar los tiempos, las palabras y las imágenes. Es un buen ejercicio”, explica el escritor.

Catalina es una de las alumnas que tomó el ramo. Cuenta que la experiencia “te expone sí o sí a un público que no conoces, porque había mucha gente de otras carreras”, ese es un primer paso. Luego, agrega que “aprendes a ponerte en escena, a crear un personaje y dejar de ser tú, cosa que no es nada fácil. Es similar a lo que el profesor hace en sus apariciones públicas”.

Ahorra aprendiendo a preparar tu propio vino y cerveza artesanales

El vino y la cerveza deben ser dos de las bebidas alcohólicas más consumidas por los universitarios. Es por eso que la idea de poder crear sus propios tragos entusiasma a muchos alumnos cada semestre en dos de los principales planteles del país: mientras en la U. de Chile imparten un curso para que aprendan a sacar el máximo provecho de las uvas y crear su propio vino, en la U. Católica hay un electivo sin requisitos previos que da a conocer el proceso de elaboración de la cerveza.

Cómo ser un universitario relajado y no fracasar en el intento

Durante la vida universitaria suele haber periodos de mucho estrés y sobrecarga académica, por eso en la U. de Chile crearon un electivo de “Manejo de estrés en la U.”, que promete ayudar a los alumnos a entender los procesos físicos, psicológicos y sociales que los llevan a tener esa sensación de cansancio y agobio. Además, la asignatura hace énfasis en entregar tips para sobrellevar aquellos factores que “pueden ser autorregulados por el estudiante”. Ideal para sentir que ninguna prueba es tan terrible.

Logra mirar una película de miedo sin tener que taparte los ojos

Si nunca pudiste superar películas como El Exorcista o La Noche del Demonio, el nuevo electivo que ofrecerá la Universidad de Santiago a partir del próximo semestre es para ti.

“Apreciación del cine de terror” se llama la asignatura que ayudará a los alumnos a analizar los efectos especiales, gritos y escenas espeluznantes de una película y, de paso, a superar uno que otro miedo. Ya nada más de taparse los ojos en alguna escena demasiado terrorífica.

Seguir leyendo