Manifestaciones en la capital terminan con graves incidentes

Imagen A_UNO_1124966 (1)

Una de las barricadas de anoche cerca del cerro Santa Lucía.

En su primera vocería, Rubilar atribuyó hechos a "grupos violentos" y descartó "volver al estado de emergencia".




Las manifestaciones en el país parecen no dar tregua. Hoy, en el caso de Santiago, las personas se empezaron a reunir de forma pacífica pasado el mediodía en Plaza Italia, justo después de que el Presidente Sebastián Piñera anunciara el cambio de gabinete.

Pero no fue hasta las 17.00 cuando se sumaron más manifestantes en distintos ejes del centro de la capital. No solo colmaron la Plaza Baquedano y la Alameda, sino que algunos también llegaron al Paseo Bulnes.

La idea de la convocatoria, difundida a través de redes sociales, era marchar a La Moneda. En medio de esa dinámica se vieron múltiples incidentes entre encapuchados y Fuerzas Especiales. Las barricadas fueron parte del escenario que se pudo observar y el humo cubrió por largo rato el centro de Santiago.

Uno de los hechos complejos se produjo afuera de la Biblioteca Nacional, donde se utilizaron hasta sillones para levantar barricadas. El Metro de Santiago también se vio obligado a cerrar accesos debido a incidentes más graves en la estación Baquedano (ver nota secundaria). En ese lugar, individuos prendieron fuego al acceso principal del terminal y hasta el cierre de esta edición las llamas aún eran visibles desde sus inmediaciones.

Otro de los incidentes significativos se registró a eso de las 19.20 horas, en el edificio comercial ubicado en Alameda con Santa Rosa, que sufrió un grave incendio. Entre otras cosas, se vio afectada la multitienda Fashion's Park. Bomberos logró controlar las llamas hacia las 21.00.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), en tanto, informó anoche que el joven de 22 años atropellado por un retén móvil de Carabineros en la Alameda estaba fuera de riesgo vital en la ex Posta Central.

Protestas en regiones

En regiones el panorama de protestas se mantuvo. A pesar de la lluvia, más de mil personas se congregaron en el centro de Concepción. Antes de las 18.00 comenzaron los hechos de violencia en el frontis de la Intendencia, donde un grupo de encapuchados encendió barricadas y apedreó el edificio de CGE.

Según el presidente de la Cámara de Comercio penquista, Arturo Della Torre, hubo 73 locales afectados por destrozos y saqueos.

Álvaro Ortiz, edil de Concepción, pidió mayor resguardo: "Lo que hemos señalado al gobernador, y que nos pidió la Cámara de Comercio, es que por lo menos las personas que trabajan en el centro puedan tener un identificación como trabajadores, por si tienen que salir a defender sus locales".

En el caso de Valparaíso, según estimación de la gobernación provincial, unas mil personas salieron a las calles, desde Viña del Mar hasta la ciudad puerto. En Quilpué y Villa Alemana las protestas agruparon a cerca de 400 personas.

El intendente regional, Jorge Martínez, informó que cerca del 90% de los establecimientos educacionales retomaron su funcionamiento. Sin embargo, 30 buses de la locomoción colectiva fueron apedreados, quedando tres pasajeros lesionados. Así lo informó el seremi de Transportes, José Emilio Guzmán, quien indicó que el transporte público en el Gran Valparaíso está "operando bajo condiciones especiales".

En cuanto a cifras de lesionados o personas que han ingresado a algún servicio de salud, según el Minsal hasta hoy en la mañana se habían reportado 6.557 pacientes en urgencia a nivel nacional.

Despliegue policial

En su primera vocería, la ministra secretaria general de Gobierno, Karla Rubilar, señaló sobre los nuevos incidentes que no se trata de "gente que quiere justicia social", sino de "un grupo pequeño que cree en la violencia". Junto con llamar a "todos los sectores políticos a que condenen sin tapujos" esos hechos, dijo que "no tenemos contemplado volver al estado de emergencia", y precisó que en la capital hay 2.500 carabineros desplegados.

Comenta