Masiva manifestación en Plaza Italia contrasta con violentos desmanes

Chile-_Protests_23286

Foto: AP

Pasadas las 18.30, mientras más de 75 mil personas se reunían de manera pacífica en los alrededores de la marcha, grupos de encapuchados causaron un incendio en la sede de la U. Pedro de Valdivia y saquearon la Parroquia de la Asunción.




La vigésimo segunda jornada de protestas en el país culminó con una masiva marcha en Plaza Italia, tal vez la más grande después de aquella histórica del 25 de octubre pasado, cuya asistencia se cifró en 1,2 millones de personas. Para la de este viernes, los cálculos de la Intendencia Metropolitana hablaban de cerca de 75 mil personas.

La gente se congregó allí desde temprano, donde varias marchas confluyeron. Hasta las 16.00, el escenario era absolutamente pacífico, solo interrumpido por uno que otro incidente menor en la estación de Metro Baquedano.

El ferrocarril subterráneo, sin embargo, tomó sus precauciones y cerró temprano las estaciones cercanas a este perímetro (U. de Chile, Santa Lucía, U. Católica, Salvador, Manuel Montt, Pedro de Valdivia, Los Leones y Tobalaba, de las Líneas 1, 4, 5 y 6), para evitar desmanes.

Una cuota de incertidumbre (con algo de tensión) estuvo junto a los "chalecos amarillos". Antes del mediodía, decenas de personas vestidas con esta indumentaria se reunieron en Vitacura para manifestarse en contra de los hechos de violencia ocurridos durante las últimas semanas. Su intención era marchar hasta Plaza Italia. Avanzaron cantando el himno nacional, pero no llegaron a ese destino.

En la concentración masiva, pasadas las 18.30, comenzaron algunos focos menores de barricadas en Av. Andrés Bello. El hecho más grave, no obstante, ocurrió minutos después, cuando se desató un incendio en la sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Se trata de una edificio patrimonial construido en 1915, llamado la casa Schneider Hernández, donde antaño funcionaba el Comité Olímpico de Chile y que actualmente acogía a la rectoría de esta casa de estudios.

Dieciocho compañías de bomberos lograron controlar las llamas después de varias horas.

Rafael Rossel, rector de la casa de estudios, señaló a TVN que "sabemos que los daños han sido muy grandes. Es un perjuicio enorme, no solo para la UPV, sino que para Chile, porque el inmueble es una construcción patrimonial. Y es realmente muy triste para el país perder su patrimonio cultural. Estamos de verdad impactados con este hecho".

La autoridad de la U. Pedro de Valdivia añadió que "me avisaron una hora antes que habían entrado, que había saqueos en la rectoría (...) Lo que sé es que se inició un incendio en el segundo y tercer piso, y que destruyeron la rectoría y nuestra sala de directorio. La situación es muy triste para toda la comunidad".

El intendente Felipe Guevara informó que "por ahora no sabemos mucho más; solo que en el contexto de una manifestación muy importante, de 75 mil personas, un grupo de encapuchados, delincuentes, habrían entrado a saquear una sede universitaria y luego le habrían prendido fuego".

Otro inmueble que sufrió los efectos del vandalismo fue el templo católico Parroquia de la Asunción, ubicado casi al frente de la sede de la UPV, que fue saqueado y parte de su inmobiliario usado en barricadas.

Comercio de Concepción

En Concepción, en tanto, los dueños de los locales comerciales de sector céntrico decidieron organizarse para enfrentar al vandalismo y poder recuperar las ventas perdidas.

Este viernes, todos abrieron sus locales a las 9.00, cosa que no ocurría desde el inicio del estallido social.

Arturo Della Torres, presidente de la Cámara de Comercio de Concepción, contó que "decenas de comerciantes atendieron y vigilaron sus propios locales. Nosotros mismos nos quedamos haciendo guardia, con las poleras blancas, chalecos amarillos y un palo".

En esta zona hay 95 locales afectados por saqueos y destrozos. La jornada finalmente fue positiva. El comercio logró atender hasta las 18.00, sin mayores incidentes.

Comenta