Ministra Chevesich revela trabas económicas del Poder Judicial para tramitar retención de fondos de AFP

Gloria Ana Chevesich, vocera de la Corte Suprema.

Gloria Ana Chevesich, vocera de la Corte Suprema.

La portavoz de la Corte Suprema indicó que el proceso se realiza en medio de la restricción presupuestaria que enfrenta el Poder Judicial por la pandemia de Covid-19.




La ministra vocera de la Corte Suprema, Gloria Ana Chevesich, afirmó este miércoles que debido a la restricción presupuestaria que enfrenta debido a la pandemia de Covid-19, el Poder Judicial está haciendo un esfuerzo para poder resolver la totalidad de las solicitudes de retención de fondos de las AFP por medidas cautelares asociadas a causas de pensión alimenticia.

Esto, la misma jornada en que el Senado aprobó el proyecto de ley que asegura el pago de pensiones de alimentos con retiro de fondos del 10%.

Al respecto, Chevesich indicó que a la fecha se han recibido un total de 505.761 escritos relacionados a la retención del 10% de las AFP, de las cuales ya se han decretado 259.450 medidas cautelares.

“Los juzgados con competencia en Familia han debido realizar un enorme esfuerzo para resolver en muy poco tiempo todas las solicitudes presentadas para retener estos fondos”, sostuvo la ministra, al afirmar que “se debe tener en consideración que diariamente se están presentando cinco mil solicitudes de retención de fondos en los tribunales”.

"Desde fines del julio y hasta ahora se han recibido, procesado y resuelto las solicitudes, enviando a Previred la resolución respectiva. Lo anterior gracias al compromiso de jueces y funcionarios de tribunales tanto de Familia como también de otros tribunales, que han colaborado prestando apoyo", señaló.

En este sentido, la portavoz de la Corte Suprema recordó que si bien se ha completado una etapa del proceso de solicitud a nivel masivo, “ahora se inicia otra, que dice relación con el proceso de liquidación de las deudas por concepto de pensión alimenticia, para determinar en definitiva cuál es el monto que debe ser aplicado a esta retención del 10% para saldar esta deuda por pensión alimenticia. Se trata de un proceso complejo que tiene diversas etapas, pues una vez efectuada la liquidación se debe poner en conocimiento de los litigantes, que tienen un plazo de diez días para objetar”.

Con miras a este trabajo, Chevesich sostuvo que “se están preparando los equipos necesarios para apoyar esta labor, teniendo presente la restricción presupuestaria que afecta al Poder Judicial, derivada de la contingencia sanitaria. Estamos en un proceso de emergencia no solo sanitaria sino que también económica, y por eso estamos realizando todo el esfuerzo posible para determinar prontamente los montos y así señalar a la AFP cuánto es el dinero que debe depositar en la cuenta dispuesta por la alimentaria, parte demandante en la causa, y también si queda algún saldo para entregar al respectivo afiliado”.

Comenta