Minsal denuncia ante la fiscalía a la presidenta de la Fenats de Temuco por hacer un llamado a no vacunarse con las dosis de Sinovac

En la acción legal ingresada ante la Fiscalía Regional de La Araucanía, el gobierno asegura que sus dichos generaron "injustificadas dudas y temores en la población respecto de que existirían vacunas de primera y segunda categoría lo cual además de ser totalmente falso, es muy peligroso en atención a que generan alarma". El escrito invoca los delitos de falsa alarma respecto de un servicio de utilidad pública, alteración del orden público y por eventualmente incurrir en descuido culpable en el desempeño de su profesión.




El Ministerio de Salud (Minsal) ingresó hoy una denuncia ante la Fiscalía Regional de La Araucanía en contra de la presidenta histórica de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) de Temuco, Teresa Saavedra Segura.

El escrito parte haciendo un resumen de los hechos que, a juicio del gobierno, podrían ser constitutivos de delitos: “En el contexto de la pandemia por Covid-19 ha expresado a distintos medios de comunicación una serie de declaraciones respecto de la falta de idoneidad de la vacuna elaborada por el Laboratorio Sinovac cuestionando su uso y seguridad, causando grave desinformación a la población y con ello un gran daño a la salud pública, pese a que dicha vacuna es efectiva para tratar la pandemia que azota al mundo entero y por ello fue recientemente autorizada en cuanto a su uso por el Instituto de Salud Pública”.

Luego se hace una recopilación de sus dichos en el programa “Pauta Libre” de La Red, en un medio digital llamado “Nuevo Poder”, además de otras declaraciones recogidas por varios medios de comunicación. Todos esos registros son adjuntados en el documento enviado al fiscal regional Cristián Paredes.

A juicio del Minsal, el actuar de la dirigenta eventualmente podrían ser constitutivos de los delitos establecidos en los artículos 268 bis, 494 Nº10 y 495 del Código Penal. Estos ilícitos plantean lo siguiente. El primero castiga a quien realiza “falsa alarma” respecto de un servicio de utilidad pública en relación “a la necesidad de vacunarse contra el coronavirus y una de las vacunas que se utilizarán al respecto”. El segundo apunta al “médico, cirujano, farmacéutico, dentista o matrona que incurriere en descuido culpable en el desempeño de su profesión, sin causar daño a las personas”. Finalmente el tercero corresponde a una falta que multa al “que contraviniere a las reglas que la autoridad dictare para conservar el orden público o evitar que se altere, salvo que el hecho constituya crimen o simple delito”.

Con la denuncia, Salud le solicita al Ministerio Público “que se lleve adelante el proceso de investigación penal que corresponda, así como la pertinente persecución penal de los autores, cómplices o encubridores de los hechos que revistan carácter de delitos tipificados por la ley”. A su vez se le pide a la fiscalía que despecha una orden de investigar a la PDI.

Los dichos de Saavedra, quien trabaja en el Hospital Hernán Henríquez Aravena (HHHA) de Temuco, han sido criticados por varios gremios de la zona. Lo hizo el Colegio Médico de Temuco, la Federación de Enfermeros y Enfermeras del HHHA y también la Confederación Nacional de Profesionales de los Servicios de Salud Araucanía Sur. Todos no han compartido sus palabras y han reforzado el mensaje de que la vacuna es segura y se han sumado a la campaña de vacunación masiva contra el Covid-19.

Hace una semana el ministro Enrique Paris también fue consultado al respecto y el titular de Salud rechazó tajantemente sus declaraciones asegurando que significaban un “daño enorme”. Paris agregó que el gobierno respeta “las instituciones nacionales, sobre todo el Instituto de Salud Pública y la aprobación de la vacuna Sinovac nos da garantía de eficacia y seguridad”.

Lo mismo dijo la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches. La médica afirmó que las palabras de Saavedra “no representan a la comunidad médica” y que la aprobación de la vacuna Sinovac por parte del ISP “nos da garantía de eficacia y seguridad”.

Esa vez Paris cerró su respuesta con el siguiente mensaje: “¿Quiénes son los llamados a educar, a trasmitir la confianza y esperanza? Justamente los funcionarios de salud, que han sido los primeros vacunados en esta etapa”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.