Pediatra Humberto Soriano: “Hay comunidades en las cuales se justificaría que los niños vuelvan a clases”

El doctor Humberto Soriano, expresidente Sochipe y presidente de la Asociación Médica para la Prevención.

El expresidente de la Sociedad Chilena de Pediatría asesora al Mineduc sobre un posible retorno al colegio. "Así como en Rapa Nui volvieron a las aulas, puede haber muchas otras localidades en Chile que podrían retornar", asegura. Aunque también aclara que debe ser "donde existan pocos casos". Además, sugiere un regreso dinámico a la educación presencial bajo parámetros sanitarios.




“El retorno tiene que ser absolutamente acorde a la curva de los contagios en la localidad específica”. Así parte su análisis el médico Humberto Soriano, expresidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, también especializado en gastroenterología, hepatología y nutrición, respecto de un eventual regreso a las aulas escolares. Tema en el cual, por cierto, ha estado asesorando al Ministerio de Educación.

-¿Qué sugerencias se les han entregado a las autoridades para ese regreso?

El retorno en la Región Metropolitana, o más bien en algunas comunidades particulares, como por ejemplo puede ser Maipú, será muy distinto del retorno en Arica y Parinacota. Todo debe ser ajustado a cada comunidad. En segundo lugar, debe ser para algunas edades primero y otras después. Lo lógico no sería volver todos al mismo tiempo, sino que de forma escalonada, por grupos etarios. Y por último, debe ser con distanciamiento físico y medidas de protección de contagio lo más amplias posibles, alcohol gel, mascarillas de buena calidad y protección ocular para los profesores. Sumado a eso, deben existir planes de contigencia para aplacar posibles nuevos contagios al regreso.

-¿Qué pasa con la educación parvularia, donde es más difícil que los niños puedan obedecer reglas de distanciamiento?

Si es posible, ahí debieran haber dos turnos, de manera que no se produzca tanto hacinamiento en cada clase, pero eso no se puede realizar en todos los establecimientos, por la disponibilidad de profesores que puedan cumplir con una doble jornada. Si bien el uso de mascarillas está prohibido antes de los dos años porque se pueden asfixiar, los niños más pequeños sí podrían usar un escudo facial. Este virus está muy demostrado que se transfiere fundamentalmente por el aire (”gotitas”) y por el contacto de las manos con superficies contaminadas, pero la transmisión más frecuente es por el aire.

-¿Hay mayor riesgo de contagio al reunir en una sala a niños pequeños?

Si tú tienes una sala pequeña, de 30 niños, y uno de ellos está contagiado, se van a contagiar todos. Sin embargo, los estudios que se han publicado, que se han hecho en colegios como en el Saint George, muestran que el contagio viene más de los profesores, de los adultos, que de los niños. Por eso es tan importante que los docentes tengan elementos de protección personal, como mascarillas de buena calidad.

-¿Para cuándo se proyecta el regreso en la Región Metropolitana? ¿Hay alguna fecha?

En el grupo de asesores para el Mineduc y el Minsal sobre la vuelta a clases, en este momento, no hay nadie que esté dando una fecha, que diga con certeza cuándo. Pero las cosas se ven alentadoras y hay que irlas viendo semana a semana. Te puedo decir categóricamente que hoy, a inicios de julio, no es el momento de volver a clases, pero el 1 de agosto no lo sé aún. Eso vamos a tener que analizarlo el 25 de julio, a fin de mes. Pero lo más probable es que la pandemia siga disminuyendo, y que antes de fin de año lleguemos al final de la pandemia. Aunque el virus Covid-19 va a seguir por varios años y no va a parar hasta que tengamos vacuna.

-Siempre se invocan ciertas variables que deben ir a la baja para una reapertura o retorno. ¿Cuáles serían estos factores sanitarios?

Principalmente el R0 debe bajar -tiene que dejar de expandirse la pandemia-, y tenemos que tener una franca disminución de los contagios diarios. Este momento probablemente no sea el minuto de volver a clases en todo el país, pero todo va a depender de cada comunidad. Hay algunas comunidades en las cuales se justificaría que los niños vuelvan a clases, donde realmente existan muy pocos casos. Pero lo más importante es que estemos bajando la curva de contagiados y que hayamos pasado el peak hace al menos un mes, que cuando miremos hacia atrás podamos identificar y decir ‘efectivamente esto se está acabando’. Eso a nivel local, porque la Región Metropolitana es una cosa y Valparaíso, por ejemplo, otra. Así como en Rapa Nui volvieron a clases, podría haber muchas otras localidades en Chile que vuelvan a clases antes.

-¿La ocupación hospitalaria también es un factor a considerar?

De todas maneras, porque eso te da una muestra de cuántos pacientes graves hay y de la saturación del sistema de salud. Obviamente que cuando volvamos a la normalidad puede haber una segunda ola, un aumento. A nosotros ya nos pasó que habíamos estado con esta “meseta”, pero después tuvimos un tremendo aumento.

Comenta