Piñera revierte reducción presupuestaria de casi 4 mil millones al Sename

piñera
El ministro de Justicia, Hernán Larraín, y el Presidente Sebastián Piñera, en una actividad en marzo.

Esto, pese a que desde la Dirección de Presupuesto indicaron que la reducción no afectaría "ni las subvenciones ni el gasto per capita por niño".


Luego de la serie de críticas que originó la publicación de un decreto de la Dirección de Presupuesto, que daba cuenta de una reducción de más de 3.922 millones de pesos al Sename, el Presidente Sebastián Piñera ordenó revertir la medida.

Según indicaron desde el Servicio, el Mandatario adoptó la decisión aun cuando desde la Dipres habían indicado que dicha reducción no afectaría “ni las subvenciones ni el gasto per capita por niño”.

Como se explicaba en un comunicado de la Dirección, el ajuste decía relación con “las medidas de austeridad” que se ha propuesto aplicar el gobierno. “Los ajustes presupuestarios se implementarían de forma pareja para todas las instituciones del Estado, sin afectar su funcionamiento”.

En el decreto, publicado inicialmente por Cooperativa, da cuenta además de reducciones en la Junta Nacional de Jardines Infantiles ($5.650 millones) y en la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas ($5.702 millones).

Ministro de Hacienda como el responsable

Desde la bancada de diputados socialistas, sector que manifestó la disconformidad inicialmente, valoraron la determinación adoptada por el Presidente, asegurando que fue “un error grave” del titular de la cartera de Hacienda, Felipe Larraín.

“El presidente quedó en una posición muy incómoda, es un error grave, porque le quitaba casi 4 mil millones de pesos al Sename y lo que se dijo desde la Dipres, que no afectaba a los niños, es mentira, porque hay mil de esos casi 4 mil millones que estaban destinados a subvenciones y 1.800 iban destinados para el funcionamiento de distintos centros”, dijo a La Tercera el diputado Manuel Monsalve.

Así agregó que “es un error grave del ministro de Hacienda, fue una decisión unilateral del ministro Larraín que parece que no escuchó el discurso de Presidente la semana pasada, pues Piñera tampoco fue informado”.

“Mientras el Presidente hablaba de poner primero a los niños en la fila en su cuenta pública, el ministro tramitaba este decreto. Es un hecho grave, una nueva desprolijidad del ministro. No dudo de la buena fe del Presidente”, concluyó.

Seguir leyendo