Presidente Piñera decreta estado de emergencia en provincias de Santiago y Chacabuco debido a disturbios

Imagen-Aton_359169

Foto: Aton

El Mandatario designó al general de División, Javier Iturriaga del Campo, como jefe de la Defensa Nacional de acuerdo a lo establecido en la legislación respecto del estado de emergencia.




Si bien hasta las 15 horas de este viernes las evasiones masivas en el Metro tuvieron como escenario el subsuelo, conforme avanzaron las horas las protestas se extendieron sin control, con dramáticas escenas que incluyeron decenas de estaciones y buses incendiados, saqueos en supermercados, instalaciones de Carabineros destruidas y más de 10 heridos de distinta gravedad.

El caos que se vivió durante la noche en diversas comunas llevó al Presidente Sebastián Piñera a decretar estado de emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco y las comunas de Puente Alto y San Bernardo, siendo designado jefe de defensa nacional el general Javier Iturriaga del Campo. Y ya por la madrugada, había comenzado el despliegue de unidades militares.

"El objetivo es muy simple, pero muy profundo: asegurar el orden público, la tranquilidad de los habitantes de Santiago y proteger los bienes tanto públicos como privados", dijo el Mandatario, junto con anunciar una comisión transversal para revisar la forma de mitigar el alza de los pasajes del transporte público.

"El gobierno va a hacer todos los esfuerzos a nuestro alcance para poder atenuar y aliviar la situación de nuestros compatriotas que se han visto afectados por esta alza en el precio del Metro", agregó el Jefe de Estado.

https://www.latercera.com/nacional/noticia/estado-de-emergencia-decretado-por-el-presidente/868299/

Los disturbios fueron intensificándose durante la jornada, y ya al caer la noche se registraron los hechos de mayor gravedad. En pleno centro de Santiago, en Santa Rosa y Alonso de Ovalle, la estructura de una escalera de emergencia de varios pisos de alto en el edificio corporativo de Enel fue cubierta por las llamas alrededor de las 22 horas. Mientras Bomberos realizaba esfuerzos para contener el siniestro, el fuego se extendía a varias oficinas del inmueble situadas entre los pisos 10 y 12.

Durante las labores de bomberos, grupos de manifestantes colaboraron en las acciones de extinción. No obstante, desde la institución informaron que también hubo algunos ataques contra los voluntarios.

También por la noche, las alarmas por ataques incendiarios se extendieron en una decena de estaciones del Metro. Una de las situaciones más dramáticas se vivió en la Estación Trinidad, donde el fuego envolvió gran parte de la estructura elevada situada en la Línea 4.

Otros atentados similares se produjeron en las estaciones Gruta de Lourdes, en Quinta Normal; Elisa Correa, Pedrero y Cumming, donde al menos una escalera mecánica quedó totalmente destruida. En total, al menos 19 estaciones resultaron con daños de diversa consideración.

Al mismo tiempo, los disturbios se mantenían en Alameda y distintas vías de la capital. Un bus del Transantiago fue incinerado en Plaza Italia y otros nueve en diversos puntos del Gran Santiago. En algunas autopistas, además, manifestantes quemaron pórticos del tag.

También se registraron saqueos en varios locales comerciales. En Departamental y Av. Américo Vespucio, un supermercado fue invadido por decenas de personas que abrieron a la fuerza sus puertas y se apoderaron de distintos bienes.

Y pese a un amplio despliegue de efectivos de Carabineros, este viernes la policía uniformada se vio superada en distintos puntos. Un cuartel móvil, de hecho, fue copado y prácticamente destruido por manifestantes en horas de la tarde.

Ya al caer la noche y ante los graves incidentes, el gobierno, a través del ministro del Interior, Andrés Chadwick, había insistido en que se aplicaría la Ley de Seguridad del Estado. "Una ley que establece penas muy severas para quienes resulten responsables de estos hechos", advirtió el jefe de gabinete tras sostener una primera reunión con el Presidente Sebastián Piñera y el general director de Carabineros, Mario Rozas.

https://www.latercera.com/nacional/noticia/la-funcion-del-jefe-defensa-nacional-estado-emergencia/868353/

Tensa jornada

Lo que se transformó en la jornada más crítica del conflicto por las evasiones masivas, que se producen desde el pasado 7 de octubre, comenzó a desarrollarse desde temprano. Uno de los episodios que señalaron el recrudecimiento de los desmanes al interior del Metro fue el lanzamiento de una pantalla a la línea en Moneda (L1), causando una explosión al impactar la vía electrificada.

Conforme avanzaba la tarde, los incidentes aumentaban tanto en el interior de la red como en el exterior. Incluso, el sector de Alameda frente al Palacio de Gobierno fue escenario de protestas. Mientras el Jefe de Estado encabezaba una reunión por la crisis, un cordón de carabineros debió ser desplegado en torno a La Moneda.

Los Héroes, Baquedano, Tobalaba, Puente Alto y Plaza de Maipú fueron solo algunos de los puntos en los que hubo intensos enfrentamientos durante el día. También hubo lanzamiento de elementos incendiarios en las estaciones Pedro de Valdivia, Unión Latinoamericana, República, Cumming y Santa Lucía.

En tanto, participantes en las protestas denunciaron en redes sociales que varios manifestantes resultaron heridos por perdigones disparados por la policía uniformada en Estación Central. El ministro Chadwick evitó referirse a este tema.

Heridos

De acuerdo a un reporte de la Coordinadora de Emergencias y Desastres de la Seremi de Salud, a las 21.30 horas existía registro de siete personas heridas por perdigones, dos de ellas menores de edad, internadas en el Hospital San Juan de Dios.

En el Hospital de Urgencia de la Asistencia Pública, en tanto, se encontraba internado un joven herido por corte en su rostro y otro por una caída de altura, además de un carabinero herido que ya se encuentra estable.

En Macul, en tanto, ingresó al Hospital Luis Tisné una persona herida de bala y en un Sapu de Lo Herminda otro por un golpe de una bomba lagrimógena en la cabeza. Desde el gobierno, en tanto, se contabilizaban 56 carabineros heridos.

En paralelo a la jornada de violencia, por la tarde la manifestación por las alzas en el transporte también sumó un intenso "cacerolazo" en distintos puntos de Santiago.

Sin servicio

La extensión de los daños registrados en la red de Metro durante el día llevó al cierre total del servicio. ¿Los resultados? Miles de personas debieron caminar por las calles buscando transporte, paraderos repletos y kilométricos atochamientos vehiculares. Y a las 19.20 Metro confirmó que la suspensión del servicio se prolongará durante el sábado y el domingo en sus 136 estaciones, lo que constituye la situación más grave vivida por este sistema de transporte desde su inauguración, en 1975.

"Vamos a mantener las operaciones suspendidas mientras no tengamos la posibilidad de entregar un servicio seguro y controlado", declaró la ministra de Transportes, Gloria Hutt. "Es posible que durante la próxima semana recuperemos el funcionamiento normal en forma gradual", estimó.

Una vez finalizados los trabajos de reparación, se evaluarán las condiciones en que se retomaría la operación el lunes 21 de octubre.

El presidente de Metro, Louis De Grange, cifraba temprano las pérdidas de Metro en más de $ 500 millones. No obstante, hasta el cierre de esta edición el avalúo final de los daños todavía estaba en proceso.

Comenta