Carabineros acusa a Rolando Jiménez de robo, maltrato y amenazas

Autor: A. Vera

El vocero del Movilh pasará a un segundo control detención a las 16.00 horas. La pareja que había sido detenida junto al dirigente fue dejada el libertad.


El vocero del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez fue detenido por carabineros junto a una pareja tras protagonizar un confuso accidente al interior de un local de comida italiana en Santiago.

El dirigente fue arrestado junto a otras tres personas cerca de las 01.40 horas de este domingo. De acuerdo a información policial los sujetos habrían estado causando desórdenes al interior, exigiendo que les continuarán vendiendo alcohol.

Al momento que llega un funcionario de carabineros se inicia una fuerte discusión que habría terminado con Jiménez escupiendo a un uniformado. Además detallaron que el oficial presenta contusiones en un hombro y mano derecha, por lo que está con licencia médica y desde la institución no descartan presentar una querella criminal. 

Los sujetos fueron recluidos en la Primera Comisaría de Santiago, donde dos personas fueron dejados en libertad.

En el caso del dirigente social, éste pasará al segundo control de detención a las 16.00 horas en la Fiscalía Centro Norte, donde será formalizado por robo con violencia, usurpación de funciones, maltrato de obra a carabinero en servicio y amenazas.

Respecto al primer cargo, el Teniente Coronel Cristián Claveria,  detalló que el uniformado había perdido su reloj y fue posteriormente encontrado entre las vestimentas de Jiménez; y respecto a la segunda acusación es por haber dicho que es abogado, declaración que fue desmentida en la unidad.

Por su parte Jiménez uso su cuenta de Twitter para denunciar que él y los otros sujetos aprehendidos fueron “víctimas de las agresiones y malos tratos por parte de Carabineros de Chile incurriendo en una detención con violencia y discriminación”.

En ese sentido, Claveria señaló que están investigando si efectivamente el funcionario hizo comentarios homofóbicos. Situación que no confirmó y descartó.

Sobre las supuestas agresiones a los detenidos, explicó que se constató que presentan algunas erosiones en las muñecas.

Por su parte, Óscar Rementería, otro portavoz de la organización declaró, a través de la misma red social, que el procedimiento fue “irregular y ocultando pruebas que demuestran la ilegalidad de los policías involucrados”.

“Insultó y golpeó a las personas gay que se encontraban en el lugar, inventaron cargos de robo, ocultaron pruebas de su homofóbico actuar y el procedimiento ha sido completamente discrecional”, concluyó.

 

 

Seguir leyendo