Santiago “estira” los tiempos de viaje

La capital registró un aumento en los tiempos de viaje esta semana en diversas comunas.

La semana en que más de la mitad de la capital salió de la cuarentena por el Covid-19 generó un impacto en las calles: mayores flujos, viajes más extensos e incluso un aumento de la velocidad de los vehículos.




Aumento de flujos de vehículos en las calles, mayores tiempos de viaje y un incremento en las velocidades de los vehículos en la ciudad. Estos son algunos de los impactos del desconfinamiento en la Región Metropolitana durante esta semana, en la que el 55% de los habitantes estaban desconfinados, ya sea en Fase 2 de Transición o en Fase 3 de preparación. Se trató de 4,5 millones de santiaguinos.

Según un reporte de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), dependiente del Ministerio de Transportes, entre el lunes y el jueves los flujos en horario punta de la mañana crecieron, en promedio, 7,1%, respecto de la semana anterior, aunque son 28,5% más bajos que los de marzo pasado.

Además, la UOCT, en alianza con la plataforma Waze, dio cuenta de la variación en los tiempos de viaje. El informe dice que, por ejemplo, el lunes la comuna que mostró mayor tiempo de viaje fue Maipú (con un alza de 39% esa jornada), mientras que el martes las zonas que tuvieron el mayor aumento fueron La Reina (con un 28,8%) y Pedro Aguirre Cerda (12,4%).

Esas mismas comunas también tuvieron los más altos tiempos de traslado el miércoles y el jueves.

“Los datos nos muestran como progresivamente nos acercamos al nivel de tráfico de referencia de mes normal”, explicó la ministra de Transportes, Gloria Hutt, respecto a las cifras. Añadió que los mayores flujos contrastan con lo ocurrido con las transacciones del transporte público como buses y metro, el que aún está un 70% por debajo, en comparación con meses previos a la pandemia.

Carlos Melo, académico de la U. San Sebastián y exsubsecretario de Transportes, señaló que “el gran desafío para la ciudad es implementar medidas para gestión de la demanda, con el fin de distribuir los flujos a lo largo del día”.

Así, entre las medidas que toma la UOCT para evitar la congestión, están la gestión de semáforos para priorizar al transporte público, peatones y los vehículos particulares cuando corresponda. De hecho, la ministra Hutt planteó que entre los ejes principales están el disponer de la totalidad de semáforos en la capital, los que han sido repuestos en un 85%. Con todo, ya se pueden apreciar calles con mayor enlentecimiento en el tráfico en la mañana. Son vías como la Alameda, entre Las Rejas y McIver; por la Ruta 5 hacia al norte, entre Ñuble y Toesca; y en Vespucio, entre el Descanso y la Ruta 68, mientras que La Florida, al llegar al sector de Froilán Roa, por los desvíos.

Aumentan velocidades

En paralelo al aumento de los flujos en la urbe, el reporte de la UOCT indica que se registró un incremento en las velocidades. Así, por ejemplo, la semana del 9 de marzo de este año, antes de la pandemia, la velocidad promedio en la hora punta mañana era de 26,8 kilómetros por hora. Esta semana, entre lunes y jueves, la velocidad promedio en ese periodo alcanzó los 34,4 kilómetros por hora. Las organizaciones de seguridad vial alertan sobre este problema: advierten que un incremento en la velocidad en las calles aumenta el riesgo para los peatones y ciclistas que conviven con los automovilistas, los denominados “usuarios vulnerables” del espacio público. Axel Rimbaud, vocero del Movimiento contra el Exceso de velocidad Letal, afirmó que, a nivel mundial, ya en la desescalada, se ha observado un aumento en las velocidades, “lo que es muy grave”, dijo. Advirtió que la primera causa de muerte en el tránsito es, precisamente, ese factor. “Este fenómeno aumenta la probabilidad de que ocurra un siniestro vial y, además, los impactos son más fuertes”, aclaró.

En paralelo, tomando en cuenta el escenario de congestión, diversas organizaciones han continuado con el diseño y demarcación de ciclovías temporales, como es el caso de la organización Map8, que promueve el uso de la bicicleta. La entidad informó que esta semana terminará de demarcar 15 kilómetros de ciclovías en el barrio Yungay, en Santiago, labor realizada con recursos propios y donaciones.


Reponen el 85% de los semáforos destruidos

Los ministerios de Transportes y de Vivienda informaron el viernes que se ha repuesto el 85% de los cruces semaforizados que fueron vandalizados tras el estallido social, en Santiago.

En total, la inversión es de $ 1.039.784.716, provenientes del Plan de Recuperación de Semáforos.

Hasta agosto pasado se totalizaron 327 intersecciones que requerían reparaciones. De ellas, 278 ya están operativas para dar mayor fluidez al tráfico y la seguridad de peatones. Sólo falta habilitar 49. En regiones, se han repuesto 211 equipos de 281 intersecciones afectadas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.