Seremi de Salud de La Araucanía se niega a declarar en investigación por contagios de coronavirus

El fiscal Carlos Hoffmann ofició para que detectives de la PDI le tomaran declaración a Katia Guzmán como imputada en un caso por eventuales delitos a la salud pública. La autoridad, quien arrojó positivo en el examen de Covid-19, se acogió a su derecho a guardar silencio.


El protocolo instruido por el fiscal jefe de Villarrica, Carlos Hoffmann, apunta a que en las investigaciones que se han abierto a propósito de los quebrantamientos de cuarentenas y eventuales delitos sanitarios por contagios de Covid-19 en la zona, tanto testigos como imputados declaren por medio de un cuestionario, que es enviado por correo electrónico. El motivo: varios de ellos han dado positivo al examen de coronavirus y se encuentran en cuarentena obligatoria.

Con el propósito de avanzar en las indagatorias y no poner en riesgo a los investigadores, hace unos días llegó a manos de la seremi de esa región, Katia Guzmán, el documento. ¿La respuesta? Según reportó personal de la Brigada de Delitos Medioambientales (Bidema): la autoridad sanitaria de La Araucanía no quiso responder y se acogió a su derecho a guardar silencio.

Al ser contactada por la policía para ver si estaba en condiciones de declarar, la autoridad habría respondido que lo haría. Sin embargo, en su respuesta invocó un derecho que tiene como imputada en un proceso penal y que es a no declarar y guardar silencio.

La situación se enmarca en una indagatoria en que el Ministerio Público busca establecer cuándo Guzmán tuvo conocimiento de que funcionarios de la seremía que ella dirige salieron positivos en el examen de Covid-19; cuál era el protocolo que ella debía implementar y qué medidas adoptó para evitar contagios.

La Fiscalía de La Araucanía abrió hace dos semanas una investigación en contra de Guzmán luego de que un periodista la denunciara. Según la versión del profesional, la seremi, a sabiendas de que un funcionario de su repartición estaba contagiado con coronavirus, siguió encabezando reuniones e incluso citó a una conferencia de prensa en la que saludó de beso a los presentes, incumpliendo la cuarentena preventiva y el distanciamiento social, algunas de las principales medidas para evitar la propagación del virus.

Ayer Guzmán debía volver a sus funciones en una región que quedó descabezada por el contagio que sufrieron las principales autoridades, incluido el intendente Víctor Manoli, otros siete seremis y jefes de servicio. Sin embargo la seremi decidió extender su licencia médica por 15 días más. Cabe recordar que Temuco es una de las ciudades más afectadas por el contagio de Covid-19 en el país y en la que se concreta la mayor cantidad de fallecidos.

Comenta

Imperdibles