Turnos de Carabineros, controles de PDI y vigilantes privados: anuncian intervención en seis estaciones de Metro para combatir comercio ilegal

Las estaciones que contarán con mayor presencia policial son Santa Ana, Universidad de Chile, Plaza de Armas, La Cisterna, Vicuña Mackenna y Vicente Valdés. Estas se suman a Estación Central, Unión Latinoamericana y Universidad de Santiago, donde ya se está realizando el plan.


Una intervención policial en seis estaciones de Metro para combatir el comercio ilegal fue anunciada la mañana de este lunes por las autoridades de gobierno.

El plan fue presentado por la ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, en una actividad de monitoreo realizada en el edificio corporativo de Metro -en Alameda 1424- en la que participaron también el titular de Transportes, Juan Carlos Muñoz; el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve; el gerente general de Metro, Felipe Bravo; la delegada presidencial de la Región Metropolitana, Constanza Martínez; el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez y el general inspector Enrique Monrás.

Las estaciones que serán intervenidas son Santa Ana, Universidad de Chile, Plaza de Armas, La Cisterna, Vicuña Mackenna y Vicente Valdés. Según se anunció, el proceso comenzará por las cuatro primeras de ese listado.

El plan -que ahora se amplía a esas seis estaciones- había iniciado meses antes con las intervenciones de Estación Central, Unión Latinoamericana y Universidad de Santiago, donde, según información de Interior, de mayo a la fecha se han realizado 1.953 controles y se ha detenido a 41 personas. Asimismo, se ha infraccionado a 53 personas por ejercer el comercio ambulante.

“El compromiso de nuestro gobierno es recuperar los espacios, tanto en la superficie como también bajo tierra. Estamos trabajando en las distintas regiones del país, en los cascos históricos”, señaló la ministra Siches.

La delegada presidencial de la Región Metropolitana -Martínez-, explicó por su parte que la acción se suma a la intervención en barrio Meiggs, donde los delitos de mayor connotación, de acuerdo a lo que informó, disminuyeron en un 85%. “Queremos que se vuelva a sentir la presencia del estado en todos los espacios público”, explicó.

El gerente general Metro, en tanto, destacó que “para nosotros la seguridad es un elemento fundamental de nuestro servicio. Y Metro siempre ha sido un lugar de encuentro, un lugar donde ocurren muchas actividades, más allá del transporte de nuestra red. Y siempre ha sido un lugar que se ha caracterizado por ser muy seguro. Últimamente nos hemos visto enfrentados igual que el resto de la sociedad a algunas condiciones, al aumento del comercio ambulante y algunas otras situaciones de inseguridad que no son las que esperábamos”.

El general Yáñez, a su vez, manifestó que “se están disponiendo medios de vigilancia que permiten mejorar esta condición de seguridad para todos los usuarios de Metro y también los usuarios que lo hacen en los ingresos de estaciones”.

¿En qué consiste la intervención?

El plan consiste en mayor presencia policial con apoyo de la vigilancia de Metro. Asimismo, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) apoyará las labores con controles migratorios.

Carabineros dispondrá de 150 funcionarios en dos turnos: de 07.00 a 15.00 y de 15.00 a 21.00. Por su parte, Metro aumentará de 2 a 5-6 vigilantes por estación priorizada.

Además, se solicitó al Servicio de Impuestos Internos y Aduanas realizar una propuesta que pueda acompañar el plan de intervención, más allá de los controles habituales que se realizan.

También se iniciará coordinación con las municipalidades para implementar el plan en las afueras de las estaciones.

“Aquí lo que se repone es la presencia del Estado, no solo de la policía. Es el Estado el que se hace presente en un espacio que es indispensable para los ciudadanos”, explicó Monsalve, quien recordó que cerca de 280 mil personas ingresan diariamente a las estaciones que serán intervenidas.

Lee más de Nacional

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.