Vacunatorios se refuerzan para febrero: esperan superar récords diarios de inoculaciones

Los rezagados de las campañas previas -el esquema basal más el refuerzo- suman 1,8 millones de personas solo en la Región Metropolitana. A este grupo, el próximo mes se sumarán los mayores de 55 años, que deben acudir a los recintos para recibir la cuarta dosis. Actualmente, la aparición de ómicron ya está operando como un incentivo entre las personas retrasadas, por lo que expertos llaman a tomar las precauciones para evitar aglomeraciones y filas.




Esta semana, el Presidente Sebastián Piñera advirtió que los casos de coronavirus irán en aumento, pudiendo sobrepasar los 10 mil diarios. Expertos en el área, en tanto, encumbran esta cifra y prevén que se superen los 15 mil contagios durante los últimos días de este mes. Y en ese contexto, las cifras que entregó ayer el Ministerio de Salud son conducentes a los pronósticos: 4.847 nuevos infectados en el país, un aumento del 147% en relación a la semana anterior.

El rebrote ocurre, además, en medio del inicio de la cuarta dosis de vacuna que desde el último lunes están recibiendo las personas inmunodeprimidas y que a contar del 7 de febrero se aplicará a los mayores de 55 años.

Y esa fecha, precisamente, es la que preocupa a los centros de salud, que a inicios de 2021 implementaron la mayor cantidad posible de vacunatorios para dar abasto a la estrategia nacional, suplementada, además, con vacunatorios móviles, estrategias barriales, extensiones de horario y campañas de fin de semana.

¿La razón? En febrero, el mes con más ausentismo entre los funcionarios de salud por las vacaciones de verano, coincidirá con el cansancio de un año de despliegue y las bajas que pueda ocasionar ómicron en el personal -según lo que ha ocurrido en el hemisferio norte-, los grupos a los que les corresponde la dosis de refuerzo, los niños mayores de tres años que han iniciado su inoculación y los mayores de 55 que lleguen a solicitar esta cuarta dosis.

Según datos del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), en la RM aún hay 1.253.592 personas que no han recibido ninguna vacuna; otras 299.664 que tienen solo primera y a 1.629.321 les falta la dosis de refuerzo. En resumen, más de tres millones de personas que deben acudir a los vacunatorios.

La irrupción de ómicron ha oficiado como incentivo para acelerar las inmunizaciones en todo el mundo. “Una vez que se notificó la aparición de esta nueva variante, a fines de noviembre, aumentó a nivel global y de manera muy importante la vacunación con el refuerzo”, asegura Claudio Castillo, académico de Salud Pública de la Usach, quien añade que “en Reino Unido se duplicó, pasando de 27% a un 53% la cobertura del booster. Otros países como Alemania, pasaron de un 14% a un 44% y Francia de un 12% a un 39%. En Chile, la cobertura pasó de un 45% a un 60%”.

Para el académico, en el aumento de la vacunación de refuerzo “sí ha influido la comunicación respecto de la infectabilidad de ómicron”. Además, sostiene “un gran incentivo para aumentar la vacunación tiene que ver con la posibilidad de acceder a ciertos lugares gracias a pases de movilidad o certificados. Eso genera un incentivo y aumento importante de la vacunación”.

Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad San Sebastián e infectólogo de Clínica Universidad de los Andes, comparte que el próximo mes será desafiante para los centros de salud. “Apenas se inicie el proceso con cuarta dosis para mayores de 55 años, evidentemente que va a aumentar significativamente la demanda en los vacunatorios, porque se van a sumar a las personas que todavía no han completado su tercera dosis o incluso aquellos que están iniciando su proceso de vacunación, así que hay que prepararse para ello y evitar largas filas”.

En los tres meses siguientes, además, competirán otros hitos: la vacunación contra la influenza y las inmunizaciones a escolares calendarizadas en el Programa Nacional de Inmunizaciones, lo que supondrá una dura carga para los servicios de salud.

Preparativos en las comunas

Una de las comunas que ya se prepara para una mayor demanda es Providencia. La alcaldesa Evelyn Matthei comentó al respecto que “en los momentos peak de vacunación, nosotros inoculamos por centro a casi cuatro mil personas diarias y creemos que esa cifra se puede repetir”.

En vista de ello, la comuna habilitó dos nuevos vacunatorios, dejando cinco recintos disponibles. Además, cuando se inicie la entrega masiva de la cuarta dosis se dispondrán lugares exclusivos para esta tarea. “Ha pasado un año desde que comenzamos con la vacunación y hemos aprendido cuál es la forma de actuar correcta y cómo debemos atender a nuestros vecinos, sobre todos los adultos mayores”, agregó la jefa comunal.

La Florida también espera una mayor cantidad de usuarios durante febrero, entre cinco mil y seis mil personas, considerando todas las dosis. Y para esto tienen un único centro de vacunación: Espacio Esperanza, en el Estadio Bicentenario. Al respecto, Alfredo Bravo, jefe de la Dirección de Salud, sostuvo que “en los períodos de mayor demanda se ha logrado recibir casi 11.000 pacientes diarios. Actualmente, tenemos una capacidad para recibir hasta siete mil personas diarias”. Por eso, ya se han planteado tomar medidas extras. “Para febrero, cuando se contempla la vacunación masiva, se está estudiando aumentar la capacidad del vacunatorio, sobre todo para entregar mayor confort a los adultos mayores”.

En el sector oriente, Ricardo Gutiérrez, secretario general de la Corporación de Educación y Salud de Las Condes, expuso que “para la semana del 7 de febrero, fecha en que comenzará la vacunación masiva de cuarta dosis, esperamos que lleguen del orden de 13.500 personas semanales y 2.700 diarias”. Alta cantidad que solo el Parque Juan Pablo II recibirá, pues es el único centro disponible, aunque estará apoyado por la vacunación a domicilio para adultos mayores dependientes o postrados, más la inoculación al auto, por lo que esperan mantener el flujo limpio.

En San Miguel, que solo posee el Gimnasio Olímpico Municipal como vacunatorio, Matías Goyenechea, director de Salud, explicó que “en el peak llegamos a vacunar a 2.000 personas diarias. El horario del vacunatorio es desde las 8.30 hasta las 14.30, pero si a esa hora aún hay gente en la fila de espera, nos quedamos vacunando hasta cerca de las 17.00″.

En Lo Espejo estiman entre mil y dos mil vacunados por día. Pamela Chacaltana, directora suplente de la Dirección de Salud, destaca que “somos una de las pocas comunas de la zona sur que tiene acceso a vacunación durante el fin de semana, sábado y domingo, hasta las 13 horas, además de extensión horaria en la semana hasta las 18 horas”. Todo esto en sus cuatro lugares de inoculación.

A ellos se suma Independencia, donde han dispuesto cuatro lugares de vacunación. “Solo necesitamos más apoyo en seguridad, ya que la gente se molesta cuando no les corresponde la dosis por calendario y se pone agresiva con el personal de salud”, comentó Claudia Rozas, directora de Salud.

Una comuna que verá más complicada su logística es La Pintana. Si bien poseen seis centros de vacunación, el verdadero problema está en el tema del personal y el presupuesto. Bernardo Martorell, jefe del Departamento de Salud, asegura: “No tenemos presupuesto para contratar más personal, es más, el Ministerio de Salud retiró el financiamiento para estrategias Covid-19, lo que ha significado que más de 113 personas se hayan ido. Por eso, nos vemos obligados a desvestir un santo para vestir otro. Es decir, concentrar a nuestros equipos en la vacunación, pero dejando en segundo plano atenciones de salud muy importantes para mantener a la población sana y pesquisar enfermedades, tales como control de crónicos y sanos, de salud mental, entre otros”.

En cuanto a las cifras, existe un claro recuento de parte de la administración, que espera ver duplicada la carga durante febrero: “Nuestra red de salud está administrando entre 6.000 y 10.000 vacunas semanales. Los puntos de vacunación entregan entre 200 y 250 dosis diarias. Actualmente estamos con rezago de 3° dosis en alrededor de 70.000 personas, y por lo que estimamos que podemos administrar en 4° dosis (cuando se abra el calendario a un volumen mayor de usuarios como personas de 55 años y más) alrededor de 500 vacunas diarias a nivel comunal”, sentenció Martorell.

Concentración de rezagados

El Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) maneja el proceso de vacunación en las comunas de Estación Central y Cerrillos, y coordina las campañas de Santiago y Maipú, en conjunto con las comunas.

Su director, Jorge Wilhelm, explica que, considerando solo a los mayores de 18 años, “tenemos 481 mil personas que a la fecha no se han vacunado y deben hacerlo. De estas, 250 mil no tienen ninguna vacuna, 25 mil tienen solo una dosis y 206 mil tienen las dos (y les falta la tercera)”. Esto quiere decir que en este territorio están cerca del 25% de los rezagados de la RM (que en total suman 1.861.722). Además, explica que “cerca de 11 mil personas en las próximas cuatro semanas van a requerir dosis de refuerzo”.

En este escenario, el servicio ha dispuesto la estrategia de “vacunación barrial”. “Son dos vacunatorios móviles cuyo principal objetivo es acercar la vacunación a las personas. Lo hacemos de lunes a domingo, desde julio del año pasado, incluso en horario vespertino. Además, trabajamos con un grupo de georreferenciadores que nos ayudan a identificar aquellos lugares que aglutinan mayor cantidad de gente no vacunada”, explica Wilhelm.

Para paliar la demanda del mes próximo, se habilitará un nuevo centro de vacunación en Santiago, el que se sumará a los 16 que ya están disponibles en las cuatro comunas del servicio. Además, para hacer frente a la alta afluencia de público esperada, se contrató a más personal y se les está solicitando ayuda a los Centros de Salud Familiares (Cesfam) para que puedan aportar funcionarios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.