“Vamos a seguir conversando con ellos”: el mensaje del Presidente Boric a trabajadores de Codelco

Tras el anuncio del cierre de la fundición Ventanas, el sábado la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) -que agrupa a los sindicatos de Codelco- anunció un paro nacional. Ese mismo día, el dirigente de la organización, Amador Pantoja, expresó: "Le decimos al Presidente Gabriel Boric, escúchenos, tiene la posibilidad de reivindicarse con la gente”.




El directorio de Codelco, el pasado viernes, anunció el cierre progresivo de la fundición Ventanas, una decisión que se adoptó tras los distintos episodios de intoxicaciones y la compleja situación socioambiental del polo industrial de Puchuncaví-Quintero.

La resolución fue celebrada por el gobierno, pero el reclamo de los trabajadores no tardó en llegar. Y a pesar de haberse reunido el sábado con el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Giorgio Jackson, y la ministra de Minería, Marcela Hernando, la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) -que agrupa a los sindicatos de Codelco- anunció un paro nacional.

“La única garantía es nuestra empleabilidad y la vamos a defender hasta el último minuto. Por eso, es que le decimos al Presidente Gabriel Boric, escúchenos, tiene la posibilidad de reivindicarse con la gente”, dijo ese día el presidente de la organización, Amador Pantoja.

Este lunes, en tanto, la presidenta del Sindicato 1 de Ventanas, Andrea Cruces, sostuvo -en diálogo con Radio Cooperativa- que la decisión de la empresa estatal es “injustificada” y que será el primer paso para una “depresión económica” del sector. Una declaración que se suma al comunicado emitido por los contratistas de Codelco, quienes anunciaron que están dispuestos a ser parte de una paralización de actividades, mostrándose en desacuerdo con el cierre de la fundición.

En su llegada a La Moneda, y tras recibir los honores de la guardia de Palacio, esta mañana el Presidente Gabriel Boric fue abordado por Radio Biobío y consultado por el reclamo de los trabajadores.

Vamos a seguir conversando con ellos”, se limitó a responder el Mandatario, pocos segundos antes de entrar a su oficina.

Pero el Jefe de Estado ya se había pronunciado en diferentes ocasiones respecto a la decisión de Codelco y al escenario laboral. El domingo a mediodía, defendió la resolución y afirmó que ninguna persona se quedaría sin su fuente de trabajo.

“Reitero que todo el cobre se seguirá procesando exclusivamente en fundiciones de CODELCO y que ningún trabajador quedará sin su fuente laboral. Es una decisión difícil, pero tengo la convicción que es la correcta”, señaló el Mandatario.

Una idea que también planteó el viernes tras darse a conocer la noticia: “Quiero ser muy enfático. A los trabajadores y sus familias no los vamos a dejar solos. Nuestro gobierno está tomando todas las medidas necesarias para que esta decisión (...) no genere consecuencias negativas sobre los trabajadores de la empresa. Y puedo afirmar con responsabilidad que ningún trabajador se quedará sin su empleo en la compañía”.

En dicha ocasión, también remarcó que “sus puestos de trabajo están asegurados en otras divisiones de la empresa, en las mismas condiciones que tienen actualmente” y que los trabajadores subcontratistas tendrán asegurado trabajo durante todo el proceso gradual de cierre de Ventanas, el cual se extendería por un período de cinco años.

La carta de Pacheco a trabajadores de Codelco

Esta mañana, además, el presidente del directorio de Codelco, Máximo Pacheco, reiteró que no habrá despidos y defendió la decisión de la minera estatal.

Mediante una carta enviada este lunes, precisó que la decisión de avanzar en la preparación del cese de la operación de la fundición Ventanas “se ha tomado con inmensa responsabilidad”, cumpliendo con dos peticiones expresas: “terminar con la incertidumbre que acompañaba desde hace años a quienes operan en este proceso y asegurar el diálogo con las dirigencias sindicales de la división”. Remarcó, eso sí, que “no ha sido una decisión fácil”.

“Sabemos que los trabajadores y las trabajadoras de la fundición han dado lo mejor de sí para que las mejoras medioambientales de los últimos años sirvan al bien común de proteger el entorno de Puchuncaví y Quintero, y, especialmente, la salud de sus habitantes”, precisó, y agregó que “tenemos certeza de que han puesto el corazón en esto, porque cada uno de ellos y sus familias son parte de la comunidad que sufre las consecuencias de estar inmersos en un polo industrial que contamina y que fue declarado zona saturada hace casi 30 años”.

Sin embargo, reconoció que todas las medidas tomadas por las autoridades, su cumplimiento por parte de la fundición y una inversión de US$156 millones en los últimos años no han sido suficientes. “Son tres décadas en las que, a pesar de los continuos esfuerzos, no se ha logrado una solución definitiva que termine con el pesar de las 52 mil personas que viven en la zona que muchos llaman de sacrificio”, afirmó.

En la misiva, además, dio cuenta que, según las estimaciones de la autoridad, hoy la fundición produce 62% de SO2 de la zona, y detalló que se ha instalado la idea de que con una inversión de US$54 millones se terminaría con este grave problema.

Lamentablemente, no es así. Financiar esas obras sólo serviría para disminuir las emisiones y mejorar su dispersión, pero seguiríamos expuestos a nuevos peaks de gases contaminantes. Dicha inversión no garantiza terminar con nuestro aporte a la crisis ambiental de esta zona tan golpeada”, precisó.

Lee más en Nacional

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.