Circulación de virus respiratorios se adelanta y es la más alta de los últimos cinco años

Reporte del Ministerio de Salud arroja un anticipo de los contagios, liderados por influenza, sincicial y parainfluenza. Consultas de urgencia se elevaron en hospitales, consultorios y clínicas. Expertos alertan inicio de brote y llaman a tomar resguardos.

Una circulación mayor y más adelantada, respecto de los últimos cinco años, están registrando los virus respiratorios a lo largo del país, de acuerdo al más reciente informe epidemiológico del Ministerio de Salud.

Según el análisis, hasta la semana 19 (que va entre el 7 y 13 de mayo) la tasa de enfermedad tipo influenza (ETI) -pacientes con fiebre superior a 38,5°C, tos y dolor muscular, de garganta o cefalea- alcanzó los 11,9 casos por cada 100 mil habitantes, nivel que es “superior a la semana previa (10,7 por cien mil habitantes), siendo más precoz que los cuatro años previos”.

El informe, que considera los reportes de entre 2013 y 2017, de un total de 43 centros centinela dispuestos en la atención primaria, agrega que en la circulación viral “se observa una tendencia al alza, en valores por sobre el promedio de la curva epidémica y al umbral estacional para esa semana”.

(Para ver la imagen en detalle, haz click aquí o en la infografía)
nac-influenza-semana-19

En tanto, la mayor tasa de contagios se registra en Los Ríos, Coquimbo y Tarapacá, con predominio de los virus influenza, seguido de sincicial respiratorio y parainfluenza (ver tabla).

Además, a nivel nacional se ha detectado una tendencia al alza en las atenciones de urgencia hospitalaria por enfermedad tipo influenza, totalizando 700 consultas, es decir, un 6% más que en la semana anterior.

Camilo Bass, secretario general de médicos de la atención primaria, dijo que la agresiva circulación de influenza registrada durante el último invierno en el hemisferio norte hacía prever una situación similar para el país durante esta temporada. Añadió que a eso se suma que la campaña de vacunación del Minsal “no ha sido lo exitosa que uno hubiese esperado” y que, lo más complejo, es que “el peak de la enfermedad usualmente se da antes de que los niños y jóvenes salgan de vacaciones de invierno, lo cual genera un quiebre de los contagios. Sin embargo, con temperaturas bajas, la contaminación actual y el adelanto de los virus, podría significar un mes de junio muy complicado”.

La infectóloga pediatra de Red UC Katia Abarca explica que la vigilancia de los virus “está dando cuenta de un aumento de las consultas por enfermedad tipo influenza. La última semana tuvimos muchos más casos que la semana anterior. Es una curva en ascenso que nos permite decir que comenzó el brote de la influenza, acompañado de dos virus más, que están circulando muy predominantemente, que son la parainfluenza y el rinovirus y, un poco más abajo y en aumento, el sincicial”.

Sobre el anticipo que denota el alza de contagios este año, sostiene que “los virus son bastante impredecibles y no siempre llegan en la misma fecha. Casi todos los años el brote es más bien invernal, junio o julio, y este año estaríamos con un adelanto”.

Felipe Rivera, médico broncopulmonar y jefe del departamento respiratorio de Clínica Dávila, sostiene que las consultas por virus respiratorios han aumentado hasta en un 20% durante la última semana. “Probablemente, tengamos un adelanto del peak, porque estamos acostumbrados a que se produzca a fines de junio o comienzos de julio”. Por ello, sostuvo “nosotros seguimos recomendando que la gente se vacune. Lo ideal es hacerlo en marzo, pero aunque sea tardía, la inmunización siempre va a lograr aumentar las defensas frente a un ataque del virus, por ejemplo, en las dos semanas siguientes”.

Por su parte, Hernán Cabello, jefe del Servicio de Enfermedades Respiratorias de Clínica Alemana, sostuvo que las atenciones por causa respiratoria han aumentado en consultas y salas de urgencia, tanto en niños como en adultos. “Puede que influya el cambio climático, pues cuanto más fríos son los ambientes la gente se aglomera, el contacto se hace más estrecho y hace que los virus circulen con más facilidad”.

El experto agregó que hay que sospechar de un caso de influenza cuando se presente, de forma abrupta, fiebre por sobre los 39 o 40 grados, con mucha cefalea, intenso dolor de cuerpo y gran decaimiento. “En ese caso es mejor hacer reposo, tomar antigripales o paracetamol y consultar de urgencia si los síntomas duran más de cuatro o cinco días o empeoran, por ejemplo, con una puntada que corte o impida la respiración o flema sanguinolenta. En el caso de los niños, hay que estar alerta si deja de comer o le cuesta respirar”.

Desde el Minsal se informó que durante esta jornada se dará a conocer un reporte actualizado de la circulación de virus y la cobertura de vacunas.

Seguir leyendo