En EEUU ejecutaran a 8 reos en 10 días antes que caduque componente de inyección letal

jeringa

Estas muertes se producirán entre el 17 y 27 de abril próximos, dado que el stock disponible de este elemento se vencerá en mayo. A la par, las farmacéuticas se niegan a producirlo.


Podría ser un récord macabro: ocho ejecutados entre apenas diez días. En Arkansas, Estados Unidos, entre el 17 y el 27 de abril próximos los reos Jason McGehee, Ledell Lee, Don Williamson David, Kenneth Williams, Bruce Ward, Stacey Johnson, Jack Harold Jones y Marcel Williams pondrán fin a su estadía en el corredor de la muerte con la máxima pena establecida en ese país.

¿Pero por qué tanto apuro? Las autoridades del estado temen que caduque uno de los componentes de la inyección letal. O sea, privilegiarán matar antes que se eche a perder un químico.

Esta versión es la que ha entregado la Coalición para Abolir la Pena de Muerte de Arkansas, y que ha sido publicada en medios internacionales. En efecto, el componente en cuestión -un ansiolítico- se vence en mayo. El Estado no tiene más stock y no lo tendrá, puesto que las farmacéuticas estadounidenses se han negado a producir los químicos que componen la inyección letal, debido a los cuestionamientos de la sociedad.

[caption id="attachment_782238" align="alignnone" width="820"]

Condenados

Los ocho sentenciados a muerte de Arkansas que serán ejecutados entre el 17 y 27 de abril.[/caption]

La inyección letal, el método de ejecución más empleado en Estados Unidos, se componía tradicionalmente de pentotal sódico (duerme), bromuro de pancuronio (paraliza) y cloruro de potasio (infarta). Sin embargo, como las farmacéuticas se han negado en los últimos años a producir estos compuestos, se ha debido acudir a elementos sustitutos... con resultados nefastos.

Así sucedió en 2014 con la ejecución de Clayton Lockette. Para adormecer, en vez de pentotal sódico se utilizó midazolam: la agonía del ejecutado se extendió por 43 minutos, al punto que en medio de ella el condenado alcanzó a vociferar en medio del sufrimiento que "algo está fallando".

Justamente, es el midazolam el compuesto de la inyección legal que caducará en Arkansas. Su fecha de vencimiento es en mayo próximo. "Si falla el midazolam, el condenado se mantiene consciente y sufre un dolor inmenso, es una tortura letal y sin escapatoria. Algo inhumano", aseguran contrarios a la pena de muerte en Estados Unidos.

Comenta