Este año no se ha tramitado ningún ascenso de oficiales en Carabineros

Carabineros

Institución ha pedido 345 promociones, de las cuales ninguna se ha concretado. Los casos se encuentran en Contraloría y la demora se debería a un mayor control debido al fraude que afecta a la policía.




"El tema de los ascensos nos complica y complica a nuestra gente". La frase, de un alto oficial de Carabineros, refleja una situación que inquieta a las filas de la policía uniformada: el retraso en los ascensos de grado de los oficiales. En la institución el hecho inquieta hace meses e, incluso, algunos lo atribuyen al millonario fraude detectado en la institución, debido a que la Contraloría podría estar revisando con mayor celo los antecedentes para concretar estas promociones.

Por esta razón, La Tercera solicitó a Carabineros, a través de la Ley de Transparencia, la cantidad de ascensos de grado pedidos por oficiales entre 2015 y 2017, y cuántos de éstos se han materializado. La respuesta reveló que en 2015 se requirieron 642 ascensos, de los cuales se materializaron todos. En tanto, en 2016 se pidieron 639, llevándose a cabo 301 y quedando 338 pendientes. Y en el caso de 2017, la sorpresa se ha instalado, ya que la policía pidió promover a 345 oficiales, de los cuales ninguno se ha concretado. Producto de estas demoras, entre 2016 y este año, una lista de 683 uniformados aún espera su turno para subir de grado.

En la respuesta de Carabineros a la petición de Transparencia se señaló que "sólo los ascensos de P.N.S. (oficiales) requieren la dictación de un decreto supremo, sometido al trámite de toma de razón ante la Contraloría General de la República". En total, entre 2016 y 2017, según las cifras policiales, 646 ascensos no se han concretado y están pendientes de ese decreto.

Estas promociones están ligadas directamente a los retiros de otros oficiales de la institución, es decir, a medida que se concreta su salida, el que viene, según grado y antigüedad, asume esa plaza. Fuentes de la institución señalaron que hay casos que datan de diciembre de 2016 y, tras casi nueve meses, aún no se realizan.

Los promociones de uniformados se abren todos los meses, a diferencia de lo que ocurre con el Alto Mando, que se define una vez al año. Es decir, cuando se produce la vacante se envían las propuestas a la División de Carabineros del Ministerio del Interior, que luego los remite a la Contraloría, que hace la toma de razón. Consultado el Departamento de Comunicaciones de Carabineros, aseguraron que "las solicitudes de ascenso son cursadas regularmente a la autoridad competente, atendiendo las vacantes que se van produciendo en cada uno de los escalafones".

Este retraso en las promociones impacta en los salarios de los oficiales, como ocurre con los tenientes o subtenientes, quienes aseguran que, por esto, dejan de recibir entre $ 300 mil y $ 400 mil mensuales, ya que cumplen labores que corresponden a otro grado del escalafón.

Las miradas de Carabineros apuntan a Contraloría. Fuentes de la institución señalan que ahí están estancados los ascensos.

Desde el ente contralor y a través de Transparencia, aseguran que "aquellos documentos afectos al trámite de toma de razón, incluidos aquellos relativos a materias de personal, deben remitirse a trámite para efectos de su control previo de legalidad, los que en el año 2016 correspondieron a 182.066 actos administrativos. En este contexto normativo, cumple con señalar que de acuerdo a lo informado por el Departamento de Previsión Social y Personal respecto de la materia consultada, a la fecha se encuentran 14 decretos en estudio, los que corresponden a 531 casos".

Cada decreto contiene hasta 100 ascensos. La Contraloría señala que las promociones solicitadas en 2016 corresponden a 55 casos. En los datos proporcionados por el organismo se ve que el tiempo que transcurre, entre la fecha que es dictado el ascenso y el que ingresa a la Contraloría, hay un margen importante. Por ejemplo, en uno de los casos se ve que la "fecha del acto" es del 26 de octubre de 2016, y la "fecha de ingreso a la CGR" es del 10 de abril de 2017. Es decir, casi siete meses de diferencia.

El factor fraude

El millonario fraude que afecta a Carabineros, que suma más de $ 25.700 millones y más de 100 imputados, ha traído coletazos para la institución (ver página 4). Es en ese contexto que los retiros de los oficiales están siendo revisados acuciosamente por la Contraloría, lo que retrasaría su toma de razón. Esto, ya que los antecedentes de los oficiales llamados a retiro son revisados hasta comprobar que se van voluntariamente o que cumplieron sus años de servicio, y no por una falta administrativa.

Un ejemplo de ello es lo que ocurrió con el general (R) Flavio Echeverría, imputado en el millonario fraude policial. En su caso, primero llegó a la Contraloría su retiro voluntario, pero posteriormente Carabineros corrigió su salida y la atribuyó a una falta administrativa, tras ser envuelto en el caso que lleva adelante el fiscal Eugenio Campos.

Fuentes de gobierno señalaron que en la Contraloría se están "revisando con lupa" los retiros de los oficiales. Incluso, en medio de esta revisión, también llegan a la Contraloría solicitudes de información sobre los oficiales que están en proceso de salida.

Para el presidente de la comisión investigadora del fraude en Carabineros, Jaime Pilowsky (DC), "por razones obvias, la Contraloría debe estar revisando en detalle los antecedentes". Por su parte, la diputada RN Marcela Sabat dijo que "teniendo a la vista las suspicacias que se han levantado con la investigación en Carabineros, sería bueno que se explicara el motivo del retraso en los ascensos, ya que se presta para especulaciones que dañan la honra de decenas de carabineros que han hecho una carrera ejemplar".

Comenta