La desintegración de las Boy band

Miles de fanáticas en todas partes del mundo están de luto por la salida de Zayn Malik de One Direction. Pero esto le ha pasado antes a bandas del estilo, como Backstreet Boys o N Sync.




Fueron cinco años como quinteto, que se iniciaron cuando ingresaron al programa The X Factor, sin conocerse y siendo completos anónimos. Por iniciativa del juez y creador del espacio, Simon Cowell, formaron una banda, la que los catapultaría a la fama mundial bajo el nombre de One Direction. Ayer, la boyband británica sufrió su primera baja tras la salida de Zayn Malik, según se confirmó a través del Facebook oficial de la banda.

"Dejo la banda porque quiero ser una persona normal de 22 años, quien pueda relajarse y tener momentos privados y dejar de ser un foco de atención. Sé que he conseguido cuatro amigos para siempre, Louis, Liam, Harry y Niall. Sé que continuarán siendo la mejor banda en el mundo", señaló Malik, quien desde el 2010 se embarcó en el viaje de estrellato, con más de 50 millones de discos vendidos en todo el mundo, y giras y conciertos que lo tuvieron ocupado hasta hace menos de cuatro días, cuando se encontraba junto al grupo haciendo presentaciones en Asia.

Y aunque habrá más de una Directioner - como se hacen llamar sus fanáticas- de luto por la partida de uno de sus miembros, la buena noticia para ellas es que Harry Styles, Liam Payne, Niall Horan y Louis Tomlinson, el resto de One Direction, seguirán construyendo la historia de la banda de sus amores.

Pero lo acontecido a One Direction está lejos de ser algo nuevo. El fenómeno de las boybands tiene sus primeros síntomas ya con el surgimiento del fanatismo que desataron The Beatles en los 60, The Jackson 5 a fines de la misma década y más concretamente con la primera boyband como tal: The new kids on the block, compuesta por cinco chicos guapos que con sus jeans raídos y sus llamativas poleras, alcanzaron la fama en la década de los 90, y vendieron más discos que la mismísima Madonna.

En este panorama de exposición y chillidos de fans, lo que tampoco es nuevo es la desintegración o separación abrupta de estas bandas.

Puede ser que uno de los cantantes adquiera mayor protagonismo, y se lance en una exitosa carrera solista, como lo que sucedió con Justin Timberlake de 'N Sync, quien si bien nunca abandonó de manera oficial la agrupación, luego de la "pausa temporal" que decidieron tomar en 2002, se ha abocado a su carrera de solista con tres discos de estudio que lo posicionan como uno de los rostros fuertes de la escena del pop.

Pero quizás el caso de estudio más parecido a lo que sucede hoy con One Direction es Backstreet Boys, la banda formada en 1993 también de la mano de un productor musical, y que dominaron los hits radiales a fines de los 90. Ellos también sufrieron la pérdida de uno de los miembros más notables en pleno apogeo de la carrera de la banda. Kevin Richardson, al igual que Zayn Malik, decidió retirarse de la banda, para poder abocarse a su rol de padre, el que veía incompatible con la fama y el ritmo de vida de una boyband.

De todos modos, Backstreet Boys continuó su trabajo y al poco tiempo lanzaron Unbreakable (2007), This is us (2009)y NKOTBSB (2011), éste último una compilación de éxitos junto a The new kids on the block. El 2013, Richardson se reintegró oficialmente a la banda, año que coincide con el aniversario número 20 de Backstreet Boys, con el lanzamiento de un nuevo disco In a world like this y una gira mundial. La banda volverá a nuestro país, con sus cinco miembros, el 19 de junio

En lo que respecta a One Direction, el grupo continúa con su gira, que la noche de ayer los llevó a Indonesia y con la que aterrizarán en Sudáfrica y luego en EE.UU. Además, tal como hacen desde su debut discográfico en 2011, lanzando un disco anual, se espera que a fines del presente año también estrenen nuevo material.

Comenta