El negro historial de Castro en materia de DD.HH.

fidelcastro03

Grupos de DD.HH. esperan que Raúl Castro se mueva más rápido para permitir derechos básicos.




Derrocó a un dictador, llevó salud y educación gratuita a su país y enlistó a cubanos en lo que dijo eran luchas por la libertad desde Centroamérica hasta Sudáfrica. Pero Fidel Castro también mantuvo un mando férreo en casa, donde encarceló a disidentes y homosexuales, limitó la libertad de viajar y expresarse, y declaró ilegítima prácticamente cualquier actividad fuera de su control.

Grupos defensores de los DD.HH. dijeron esperar que, tras la muerte de Castro, su hermano y sucesor, Raúl Castro, se movilice con más rapidez para permitir que los cubanos tengan una mayor libertad de expresión, reunión y otros derechos básicos.

"La pregunta ahora es: ¿Cómo se verán los derechos humanos en la Cuba del futuro?", dijo Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas. "La vida de muchas personas depende de esa respuesta". Bajo el mando de Raúl Castro, Cuba dejó el encarcelamiento de prisioneros políticos condenados a sentencias extensas y en su lugar se han realizado miles de arrestos breves cada año, lo que, según los disidentes, es un modo de acosarlos e interrumpir cualquier intento por crear organizaciones políticas. En la actualidad, los isleños se sienten más libres para criticar a su gobierno en público, aunque cualquier intento por protestar o manifestarse es rápidamente anulado. Hay periodistas independientes dentro del sistema, pero encuentran casi imposible distribuir material impreso y reportan constante acoso por parte de las autoridades.

Geoff Thale, director de programas de The Washington Office on Latin America -un organismo defensor de los DD.HH.- dijo que la muerte de Castro significa que los políticos de línea dura que se oponen a las modestas reformas de su hermano menor se debilitarán y "tenemos esperanza en que tome fuerza un debate político abierto".

Al hablar sobre los antecedentes en el respeto a los DD.HH. en el país, las autoridades cubanas y algunos activistas destacan que el gobierno de Fidel Castro implementó una campaña masiva de alfabetismo y mejoró la vida de millones de personas al proporcionarles un mejor acceso a la vivienda y a servicios de salud.

"Por esto, su liderazgo debe ser aplaudido", dijo Guevara-Rosas, de Amnistía. Sin embargo, hizo notar que el medio siglo que Castro permaneció en el poder también se caracterizó por lo que ella califica de "una represión despiadada a la libertad de expresión", que a veces incluía encarcelamientos a largo plazo para las personas que hablaban contra el gobierno.

En los primeros años que siguieron a la Revolución de 1959 se llevaron a cabo cientos de ejecuciones sumarias, mientras los nuevos líderes del país exhortaban a aplicar lo que describían como justicia revolucionaria.

Comenta