Polémica en Inglaterra por calificación de Bruno

La última cinta de Sacha Baron Cohen fue catalogada sólo para mayores de 18 años.




La distribuidora del último filme del cómico británico Sacha Baron Cohen, Brüno, ha protestado por la decisión del organismo de clasificación británico de certificarlo sólo para mayores de dieciocho años.

Esa calificación puede costarle tanto a la distribuidora, Universal, como al actor la pérdida de importantes ingresos por taquilla, informa hoy el diario The Independent.

El filme, titulado Brüno y más disparatado aún que su anterior, Borat, tiene como protagonista a un periodista homosexual austríaco especializado en el mundo de la moda, y sus chistes, muchas veces de sal gruesa, tienen como blanco lo mismo a las mujeres que a los gays, los negros, los judíos o los musulmanes.

Entre otras cosas, Brüno trata de imitar a Madonna adoptando a un niño negro y fracasa en sus intentos de mediar en Oriente Medio cuando confunde a la organización islamista Hamás con el hummus, alimento árabe a base de pasta de garbanzos.

El cómico había sido advertido por el organismo clasificador de películas de que no se autorizaría la película para mayores de quince años, como su filme anterior, a menos que suprimiese algunas escenas, algo que no hizo.

Entre las escenas consideradas como inapropiadas para el público más joven hay una larga escena de sexo entre Brüno y su novio pigmeo y otra en la que asiste a una fiesta en la que los matrimonios asistentes cambian de pareja.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.