Adulto mayor: urgencia en salud pública

Adultos mayores



Las cifras no mienten. El aumento en la población adulta ha ocasionado una realidad ineludible tanto a nivel global como local. En Chile, según el censo realizado en 2017, hay aproximadamente dos millones de personas mayores de 65 años, lo que representa el 11,4% de la población total de nuestro país y la proyección del INE nos indica que en ocho años más serán tres millones y antes de 20 años representarán más del 20 % de la población.

Este segmento etario seguirá en alza, la esperanza de vida se prolongará más aun, seremos más longevos. Si bien actualmente la esperanza de vida global en Chile es -según datos del INE- de 80,5 años, la esperanza de vida en buena salud es al menos 10 años menor.

En este contexto, el sistema público de nuestro país ya no da abasto con la cantidad actual de pacientes. Prueba de ello son las situaciones que constantemente aparecen en los medios de comunicación, que muestran insuficiencias en la atención primaria y el colapso de hospitales públicos.

El EMPAM, es el examen preventivo del adulto mayor y tiene como objetivo detectar la existencia de enfermedades o condiciones que puedan alterar la independencia y autonomía de este grupo etario. Pese a que el procedimiento es gratuito en Centros de Salud Familiar (Cesfam), la cobertura del examen es pobre. Sin ir más lejos, en 2018 solo se inscribió el 49% de la población objetivo y parte del problema tiene que ver con que las coberturas y metas establecidas son muy bajas, careciendo de incentivos adecuados y exigencias que permitan que esta política pública tenga un impacto real en la población.

El EMPAM, cobra mayor relevancia si se considera que todas las acciones que se adopten en instancias preventivas como este examen, terminarán por impactar dramáticamente en la calidad de vida del adulto mayor. En este sentido, sumado a la etapa diagnóstica, es fundamental contar con las condiciones materiales y los equipos multidisciplinarios que permitan llevar a cabo un programa de atención completo que no solo detecte necesidades, sino que ofrezca soluciones.

En síntesis, el cambio demográfico y el aumento en la población de adultos mayores continuarán generando exigencias más desafiantes al sistema de salud, para lo cual es indispensable aunar esfuerzos que nos permiten responder a esta realidad tan urgente. Aun no estamos haciendo lo suficiente.

Comenta

Imperdibles