Constitución, desarrollo ecológico e inversiones



SEÑOR DIRECTOR:

Así como el crecimiento económico del país y el costo del capital operan como determinantes de la inversión, también influyen otros factores, tales como las expectativas, la confianza, el marco institucional, el riesgo social y el riesgo medioambiental.

El proyecto de nueva Constitución, comparado con la actual, cambia fuertemente el paradigma de que la economía, la sociedad y el medioambiente son entidades separadas. En cambio, propone una plataforma que, muy acorde a los tiempos, se hace cargo de algunos de los problemas ambientales y sociales del modelo económico actual, y la desafía a estar en sintonía con un modelo económico más cercano a los ODS planteados por las Naciones Unidas, y a los países de la OCDE.

Los principios de la naturaleza tales como la solidaridad intergeneracional, la progresividad y la prevención, la declaración de un Estado ecológico y los artículos referentes a la crisis climática son cambios que a nivel de Estado cambiarían el modelo económico actual. Eventualmente, estos principios podrían impulsar una mayor inversión y un desarrollo sustentable, a través de una mejora en las expectativas de crecimiento debido a un menor riesgo ambiental y social en la inversión.

Ciertamente, la legislación tendrá que pasar por modificaciones que generarán incertidumbre en el corto plazo, lo que puede tener efectos en la inversión. En este sentido, la propuesta de texto constitucional promueve el desarrollo económico en el mediano y largo plazo, siempre que sea implementada de manera adecuada. Es aquí en donde, en caso de aprobarse, es deber de los legisladores y la sociedad en su conjunto, que incluye por supuesto a las empresas y potenciales inversionistas, de tomar el desafío de adoptar un modelo que se hace cargo de la crisis climática y medioambiental de la cual Chile y el mundo están viendo sus consecuencias. El desafío es pensar, con visión a futuro, en un desarrollo económico que perdure a través de las generaciones, una economía basada en sustentabilidad fuerte.

Cristián Salas Parra

Director Ejecutivo

Diego González Santander

Investigador Centro de Cambio Global UC

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.