Cuidados paliativos



SEÑOR DIRECTOR

Un 90% de niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales fallece en el hospital y un 40% de los pacientes oncológicos infantiles y adolescentes. Junto con ello, 125 mil personas al año debieran necesitar cuidados paliativos en nuestro país. Cifras que reflejan una realidad poco visibilizada por nuestra sociedad, y que hoy cobra más fuerza en el mes en que se conmemoran mundialmente los cuidados paliativos.

Como una fundación que hace más de veinte años acoge a niños con cáncer, la muerte no nos ha sido ajena. Un 25% de los niños oncológicos fallece, por lo que sentimos la necesidad de relevar el tema en la opinión pública.

Sin duda es algo que nos cuesta mirar, y más aún cuando se trata de niños que recién comienzan a vivir. No obstante, cuando aceptas la muerte como una certeza se abren posibilidades y, dentro de ellas, el transitar el final de vida de la mejor manera y el comprender que morir en paz es un derecho humano fundamental.

Es por esto que los cuidados paliativos de calidad debieran estar garantizados para todos en este país. La nueva ley es un gran paso, nos da esperanza de que estamos avanzando en entender que como sociedad debemos hacernos cargo de la muerte como lo que es, parte de la vida.

Desde nuestro lugar, también contribuiremos con nuestra Casa de Luz, el primer hospice pediátrico de Sudamérica, un lugar donde los niños transitarán su final de vida con sus familias, acompañados con cuidados paliativos de calidad, llenos de amor y compasión. Tal y como toda persona debiese vivir antes de partir.

Mónica Gana

Directora ejecutiva

Fundación Casa Familia

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.