El salmón fintech

banco digital



Por Ángel Sierra, director ejecutivo de FinteChile y presidente de Fintech Iberoamérica

Chile es el segundo productor mundial de salmón, con un millón de toneladas en 2020, lo que se tradujo en US$ 4.400 millones en exportaciones, permitiendo así a la salmonicultura convertirse en la principal industria de exportación no minera del país y una importante turbina de la economía.

Cabe preguntarse, ¿cómo logró Chile convertirse en líder mundial en salmonicultura, cuando hace aproximadamente 100 años no había salmón en el país? En primera instancia, fue el sector privado quien durante 50 años aproximadamente intentó introducir la salmonicultura, pero el hito clave que catapultó la producción del salmón fue en 1969, cuando el gobierno creó el “Programa de Introducción del Salmón del Pacífico en Chile”, a través de un convenio de colaboración suscrito con Japón. De allí en adelante todo es historia, evolución y aprendizajes para una industria que hoy genera prosperidad y orgullo a la nación. Dicho lo anterior, ¿podría otra industria ser llamada a repetir la historia del salmón?

Fintech, acrónimo de Financial Technology o tecnología financiera, es sin lugar a dudas la industria que tiene las mayores probabilidades de repetir esta historia, e inclusive superarla en no más de 10 años. ¿Por qué? Son tres las razones principales:

1) No vamos a partir de cero, como lo hizo en su momento el salmón o como lo ha hecho el hidrógeno verde. Hoy la industria fintech impregna todo el sistema financiero del país en su acelerado proceso de digitalización e interconexión a través de la tecnología, lo que podría dar paso al sistema financiero más potente e inclusivo de Latinoamérica, capaz incluso de potenciar la exportación de servicios financieros.

2) Se hace evidente que ha iniciado oficialmente un trabajo mancomunado entre el gobierno, la industria financiera, la academia y los inversionistas, para lograr que Chile se convierta en referente mundial en materia de fintech. Es un trabajo que no estará exento de debate, pero que tiene el mérito de reconocer el avance que ha tenido la innovación financiera en nuestro país.

3) Acaba de empezar con urgencia suma el trámite legislativo del Proyecto de Ley de Innovación Financiera, más conocido como Ley Fintech, el que si llegara a aprobarse en los próximos seis meses, automáticamente posicionaría a Chile como uno de los países líderes en materia de tecnología financiera, dado que este proyecto de ley ya es referente a nivel regional, según los comentarios de múltiples expertos y gremios fintech del continente.

Hace cinco años, Singapur -un país con menos de seis millones de habitantes y el segundo PIB per cápita más alto del mundo (US$ 100.000)- se encontraba en la misma situación que actualmente tiene Chile en materia de fintech. Al día de hoy, Singapur es el hub de tecnología financiera más importante de Asia y ha logrado atraer US$ 2.500 millones de inversión fintech en los últimos cinco años. Al respecto, cabe destacar que recientemente Chile ingresó al Acuerdo de Asociación de Economía Digital (DEPA), en el cual participa Singapur, y que además dicho país se adhirió hace pocos meses a la Alianza del Pacífico. ¿Serán estos hechos una señal?

Tenemos en la puerta del horno un suculento salmón que podría dar de comer al país y a la región entera por décadas y permitir, finalmente, convertir a Chile en el hub financiero de Latinoamérica, gracias a la convivencia armónica de la innovación, la tecnología y el emprendimiento. No dejemos pasar esta enorme oportunidad, que además fomenta la competencia y la inclusión financiera. Y ojo, salmones de este tamaño y características se ven una vez cada 100 años.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.